Él, miembro de Ecologistas en Acción, y Saturnino Moreno, otro experto en aguas y fundador de la asociación ecologista Silvema, han presentado un informe en el que proponen que la presa de El Limonero se use preferentemente para evitar avenidas de agua en Málaga.

Eso supondría que el embalse se mantendría prácticamente vacío y casi no abastecería de líquido a la capital. Así se daría más seguridad al proyecto municipal destinado a embovedar el tramo urbano del río Guadalmedina, explica Puche.

La presa se levantó para evitar riadas (40 han causado daños desde el siglo xvi). El informe fue encargado por la asociación institucional Madeca (www.madeca10.info), pero no ha sido respaldado por ésta.