El sindicato de pilotos Sepla y la dirección de Iberia concluyeron ayer «sin acuerdo» su tercera jornada de negociaciones, con la mediación del Ministerio de Fomento para solucionar el conflicto que les enfrenta. Tras una tarde de recriminaciones mutuas, a medianoche comenzaba el paro de pilotos, que afectará, hasta el domingo 16 a 1.600 vuelos y a 200.000 personas. Ayer, ya afectó al ministro de Justicia, Fernando López Aguilar, que no pudo desplazarse a Canarias.

Al término del último encuentro entre el sindicato y la aerolínea, el representante de Iberia dijo que «lamentablemente» no había sido posible llegar a un acuerdo y que la huelga se mantenía porque el sindicato de pilotos ha pasado de «pedir el universo», a pedir «la luna, el sol, y Marte».

Devolución del importe

También el Sepla hizo público a media tarde un comunicado y aseguraba que Iberia estaba haciendo lo posible porque la huelga provoque un laudo de la Administración «que suspenda el derecho constitucional a la huelga y maniate a los pilotos».

Sepla teme por el futuro de Iberia tras la aparición de la línea de bajo coste, Catair. Hoy podrían volver a reunirse las partes.

Mientras, Iberia devolverá el importe de los billetes o permitirá el cambio de fecha a los clientes con reserva.

21 paros desde el verano de 1979

En julio de 1979, el Sepla convocó una huelga en demanda de mejoras salariales, para equipararse a los pilotos de las compañías europeas, que se desconvocó tras alcanzar un acuerdo. Desde entonces ha habido 21 huelgas, si contamos la que empieza hoy. Las ha habido «de celo» y legales, desconvocadas, de días y hasta de todos los lunes y viernes de marzo a julio. La última fue en el verano de 2001, cuando los pilotos pararon tres días por el convenio colectivo.