Julio y Alberto
Julio y Alberto.

Son amigos desde hace seis años y se conocieron por un colega común. Julio comparte piso con Alberto y sus dos hermanos en Fuenlabrada desde hace casi un año.

Son aficionados a las motos, los coches, el fútbol, la música electrónica y el hip hop

"Es fácil vivir con Julio, a veces se escaquea de las tareas de la casa, pero como todos", dice Alberto. Son aficionados a las motos, los coches, el fútbol, la música electrónica y el hip hop.

Julio habla de Alberto

Es buen chaval, muy noble y hablador. Le gustan los videojuegos de fútbol. También lo juega en la realidad.

Hace mucho que no nos peleamos. Sólo grita si se mosquea mucho. Le saca de quicio que le digan lo que tiene que hacer y lo que no.

Es un poco dejado. No se afeita mucho, descuida un poco la ropa... Le haría falta una novia

Es un poco dejado. No se afeita mucho, descuida un poco la ropa... Le haría falta una novia, pero tampoco la busca y no sale casi. Intento que salga conmigo, pero nada.

Ir a algún sitio a comer bien le llena espiritual y físicamente.

Me contagió su pasión futbolera.

Alberto habla de Julio

Es bueno, amable y sencillo. Se conforma con poco, aunque tiene sus ambiciones. Sabe compartir: si tiene dos te da uno.

 Tiene un carácter fuerte cuando se enfada, es un poco cabezón y algo agresivo, pero no insulta. Sólo chilla cuando le chillan a él.

Tiene un carácter fuerte cuando se enfada, es un poco cabezón y algo agresivo, pero no insulta

No salgo tanto como él porque trabajo y Julio está en paro. Dentro de poco empezará en un taller. El cabrón viste bien, pero a cambio es más bajito y tiene más barriga.

Se acaba de comprar un BMV y le encanta. A mí también.

Más que un amigo es como un hermano.