Ya estamos en verano: vacaciones, viajes y... también incendios forestales. En la provincia, 47 municipios (de los 104 que hay) están en zonas declaradas de peligro en el decreto de prevención de incendios forestales de la Junta. Y, además, sólo 14 (el 30%) tienen un plan local para actuar en casos de emergencia, según Ecologistas en Acción-Andalucía, que mantiene que la ley andaluza sólo se cumple en un 50%.

La alerta en estos pueblos es permanente, sobre todo del 1 de julio al 30 de septiembre, época de peligro alto de fuegos forestales.

La provincia

2005: El año pasado se registraron 141 fuegos (1.412 en Andalucía). Afectaron a más de 645 hectáreas, 321 de matorral y el resto, de arboleda. Más del 58% fue intencionado. La negligencia estuvo detrás del 33% de ellos. El 3% fue accidental, un 1% se debió a motivos naturales y un 5%, a otras causas.

2006: Hasta finales de mayo de este año sólo ha habido un incendio, que afectó a pastos de una extensión que no llegó ni a una hectárea.

Plan Infoca: En Sevilla  hay 350 efectivos dedicados a la prevención y extinción de incendios. Cuentan con una unidad de meteorología y transmisiones, una unidad de seguimiento y análisis de incendios, 11 vehículos autobomba pesados (hasta 4.000 litros de agua) y dos nodrizas (hasta 11.000), un avión de vigilancia, tres helicópteros y 26 puestos de vigilancia.

Municipios en zona de peligro

Alanís, Almadén, Aznalcóllar, Castilblanco, Castillo de las Guardas, Cazalla, Constantina, El Garrobo, Gerena, Guadalcanal, Guillena, El Madroño, Navas de la Concepción, El Pedroso, Puebla de los Infantes, Real de la Jara, El Ronquillo, San Nicolás del Puerto, Alcalá y Alcolea del Río, Burguillos, Cantillana, Lora, Peñaflor, Villanueva del Río y Minas, Villaverde, Benacazón, Sanlúcar, Aznalcázar, Puebla del Río, Villamanrique, Osuna, Algámitas, Badolatosa, Coripe, Los Corrales, Martín de la Jara, Montellano, Morón, Pruna, Puebla de Cazalla, El Saucejo, Villanueva de San Juan, Estepa, Gilena, Lora de Estepa y Pedrera.