Ana María F.G., la joven de 26 años de edad hallada muerta este lunes en su domicilio de la localidad sevillana de Estepa, falleció de manera "instantánea" tras recibir un corte en el cuello a manos presuntamente de su pareja sentimental, un joven de 20 años identificado como M.A.R.P. que fue detenido el mismo día del hallazgo.

Fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que la víctima habría fallecido de manera "instantánea" tras ser degollada con un arma blanca por parte supuestamente de su pareja, que posteriormente se arrojó desde un barranco, a una altura de cuatro o cinco metros, situado a las afueras del municipio.

Tras ello, el joven fue trasladado al Hospital Comarcal de Osuna, donde permanece ingresado, con lesiones en las piernas, bajo custodia policial. Según las fuentes consultadas, está previsto que el detenido pase este mismo miércoles a disposición del Juzgado de Estepa que conoce del asunto.

Fue la noche de este domingo cuando un familiar de la víctima denunció ante la Policía Local la desaparición de la joven, tras lo que se hizo cargo de la investigación la Guardia Civil, que se desplazó el lunes hasta el domicilio de la joven, hallándola sin vida y con evidentes "signos" de violencia.

El caso está siendo investigado por el Equipo Mujer-Menor (Emume) de la Benemérita y por la Guardia Civil de la localidad.

Se trataría de la segunda muerte por violencia de género registrada en la provincia en menos de 48 horas, ya que otra mujer fue hallada muerta en la madrugada de este domingo en su vivienda de la zona de Cisneo Alto de la capital hispalense. Tras el suceso, su marido y presunto agresor se quitó la vida tras arrojarse desde el balcón del inmueble.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.