¿La causa? La mujer retiró la acusación contra su compañero sentimental A.A.G., al que denunció cuatro veces por malos tratos entre febrero y julio de 2004. Lo hizo por acoso psicológico, amenazas e insultos y una agresión con unas tijeras. A la hora de declarar en el juicio, la mujer «mintió» conscientemente con la intención de «favorecer» al acusado. Dijo que no recordaba los hechos y que se habían reconciliado, lo que obligó a dictar una sentencia absolutoria. El próximo juicio se celebrará tras el verano.