Ponen conos en la Rambla Catalunya para reforzar su peatonalización
La Rambla Catalunya tancada i vigilada, ahir, per patrulles de la Guàrdia Urbana. (Jordi Soteras)
Los domingos y festivos, desde el pasado 23 de abril, la Rambla Catalunya se convierte en una zona peatonal. Sin embargo, muchos vehículos incumplen esta restricción.

El distrito de l’Eixample colocó ayer unos conos en las entradas y salidas de la rambla para reforzar su peatonalización. Con esta medida, espera rebajar las infracciones de coches y motos. En principio el tráfico de vehículos por la zona afectada esta únicamente permitido en caso de entrada o salida de los parkings, tanto públicos como privados.

El distrito ha descartado poner dos agentes de la Guardia Urbana en cada cruce de la rambla, como cuando se inició la restricción, porque lo considera «insostenible». Ahora, sólo un coche patrulla circula arriba y abajo en busca de infractores.

Muchos comerciantes y vecinos, consultados por 20 minutos, consideran que el tráfico no ha disminuido. Algunos hasta afirmaron desconocer la medida.

El distrito de l’Eixample, que ha admitido el poco éxito de la peatonalización de la via, analizará este julio la eficacia de estos conos y estudiará otras medidas de vigilancia.

La finalidad de la restricción, que aplauden los vecinos, es promocionar un uso más cívico y tranquilo de algunos ejes urbanos.