La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, y el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, han destacado los lazos que mantienen ambas comunidades autónomas durante la visita del mandatario extremeño a la sede de la Cámara vasca, en Vitoria.

El encuentro se ha celebrado tras la reunión que el propio Monago ha mantenido con el lehendakari, Patxi López, en la sede de la Presidencia del Ejecutivo autonómico, en Vitoria.

En una breve intervención, Quiroga ha agradecido la contribución que los numerosos extremeños que residen en Euskadi han realizado al desarrollo económico de la comunidad autónoma.

Además, ha destacado el enriquecimiento cultural que han aportado a los vascos las tradiciones y costumbres de Extremadura, tras lo que ha puesto en valor los "lazos" que mantienen ambas comunidades autónomas.

Además, en referencia a la crisis económica, ha subrayado que Monago ha llegado al Gobierno de Extremadura en un momento "crítico", aunque ha confiado en que los ciudadanos de esa comunidad, al igual que el resto de españoles, lograrán superar la difícil situación económica.

Por su parte, Monago ha explicado que con su visita al País Vasco acaba con una "asignatura pendiente", dada la importancia de conocer sobre el terreno la situación de las "decenas de miles" de extremeños que residen en Euskadi.

"nuevas oportunidades"

Al igual que Quiroga, ha afirmado que extremeños y vascos tienen "muchos elementos en común", entre ellos, el espíritu que llevó a muchos de ellos a salir de sus lugares de origen para "buscar nuevas oportunidades".

Monago ha indicado que los parlamentos de estas dos comunidades también comparten el hecho de que no existe una mayoría absoluta de un solo partido que sustente al Gobierno, por lo que es necesario hacer "esfuerzos" para buscar acuerdos entre diferentes partidos políticos.

Esto, lejos de suponer una "debilidad", ha de observarse como una "fortaleza", ya que obliga a buscar "puntos de encuentro" más allá de las cuestiones que dividen a unas y otras formaciones, según ha manifestado.

El presidente extremeño ha firmado en el libro de honor del Parlamento vasco y ha recibido un obsequio como recuerdo de su visita. Posteriormente, se ha desplazado al Hogar Extremeño de la capital alavesa.

Consulta aquí más noticias de Álava.