Los que odian las colas en el probador están de enhorabuena. Una aplicación informática del Centro de Moda y Diseño Eda (en Jerez de la Frontera) permite al comprador crear en su propio ordenador un maniquí virtual con sus rasgos físicos al que podrá probarle prendas y complementos que incluyan las tiendas en sus web. El programa también contempla que en los comercios se establezcan puntos multimedia donde el usuario pueda comprobar a golpe de ratón cómo le queda un pantalón sin tener que quitarse el que lleva puesto.