El socialista irlandés Proinsias de Rossa y la danesa de Los Verdes Margrete Auken, que analizaron las obras del 25 al 27 de junio, han expuesto oralmente los resultados de esa visita, que se hizo para comprobar si se respeta la legislación europea.

Durante la presentación, los europarlamentarios han denunciado la falta de información, el hecho de que los ciudadanos tuviesen que organizarse y acudir a los medios para saber qué se hacía con una obra que les afectaba tanto y la calificación de la vía como calle urbana para así evitar la realización de una declaración de impacto medioambiental.

Durante su presentación, los europarlamentarios han denunciado la falta de información y que la vía fuese calificada como calle para evitar la declaración de impacto
Durante la visita, los parlamentarios examinaron si las obras cumplen la
normativa de impacto ambiental, contaminación acústica y atmosférica y adjudicación de contratos.

El Parlamento Europeo envió a la delegación tras las quejas de ecologistas, políticos y ciudadanos.

 

El informe escrito, con recomendaciones no vinculantes, se presentará en septiembre.

El Partido Popular, que gobierna en el Ayuntamiento y en la Comunidad, mantiene su postura y asegura que la visita tenía un marcado carácter político .