Los diez inspectores del Ayuntamiento de Madrid que vigilan los establecimientos mayoristas de la zona centro y los todo a cien han abierto 602 expedientes con multas por un valor total de 612.539 euros.
Se han cerrado 30 comercios, pero otros 99 permanecen a la espera del cese de actividad


Asimismo, se han cerrado 30 comercios mayoristas, ocho han cesado en su actividad y otros 99 están pendientes de cese.

La principal deficiencia es que los artículos carecen de etiquetado, aunque el 11,8% no tiene licencia de actividad.

Otros presentan un almacenamiento excesivo o incumplen la normativa de extinción de incendios. Además, en los todo a cien se han incautado hasta 387 artículos por riesgos a la salud.