La mayoría de una banda compuesta por 18 personas que traficaba con drogas en la provincia de Ciudad Real ha aceptado las penas tras alcanzar sus respectivos abogados un acuerdo con la Fiscalía.

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, de este grupo, una persona ha fallecido y otras dos están en paradero desconocido, mientras que, del resto, la mayoría han aceptado el acuerdo y otros, entre 4 y 5, irán a juicio.

Las mismas fuentes no han confirmado las condenas alcanzadas hasta que este miércoles los acusados las firmen, en una jornada en la que la negociación ha durado varias horas.

La mayoría verá reducida sus penas al aplicárseles la atenuante de dilaciones indebidas, dado que se trata de un proceso que viene del año 2006.

El juicio para los encausados que no han llegado a un acuerdo continuará también a partir de este miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Según el escrito de acusaciones, el fiscal pedía para los miembros de la banda entre dos y cinco años de prisión, mientras que para otras dos personas se pedía el sobreseimiento de la su causa.

El principal acusado, M.O.F., que no aceptado el pacto con la Fiscalía, residente en la localidad de Alcolea (Córdoba), y distribuía desde esta localidad, según la fiscalía, la droga a ciudades como Benidorm y Marbella.

En la provincia de Ciudad Real había establecido una red que repartía la droga en localidades como Puertollano, Miguelturra o Daimiel.