El Ayuntamiento de Estepa (Sevilla) ha declarado tres días de luto, a contar desde este martes, y ha resuelto que las banderas ondeen a media asta con crespones negros, todo ello en señal de duelo por el fallecimiento de una joven de 26 años presuntamente a manos de su pareja sentimental, ambos vecinos de la localidad, suceso que también ha provocado la celebración de una concentración silenciosa de cinco minutos en la Plaza del Carmen para manifestar la "indignación" del Consistorio por el hecho.

Estos actos han quedado recogidos en un anuncio realizado por el alcalde estepeño, Miguel Fernández (PA), al que ha tenido acceso Europa Press y en el que también se condena públicamente el asesinato de Ana María F.G., expresando la condolencia municipal y adhiriéndose al "dolor de la familia en estos amargos momentos".

A la concentración, celebrada a las 12,00 horas —con carácter previo al funeral de la víctima, que se llevará a cabo a partir de las 16,00 horas en la Iglesia de San Sebastián—, ha asistido la corporación municipal, los trabajadores del Ayuntamiento y otras oficinas afines. También se ha contado con la presencia de los responsables del puesto de la Comandancia de la Guardia Civil de Estepa y de miembros de la Policía Local, así como de la directora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Ángeles García.

No ha sido el único acto programado por este suceso. Mientras que el Ayuntamiento de Sevilla, tal y como ya hiciera este lunes por un suceso similar en la zona de Cisneo Alto de la capital hispalense, se ha concentrado durante cinco minutos a las puertas del Consistorio, el presidente de la Diputación sevillana, Fernando Rodríguez Villalobos, ha encabezado una manifestación equivalente junto a un nutrido grupo de diputados, alcaldes y trabajadores de la corporación, quienes de manera silenciosa han repudiado lo sucedido.

El mandatario provincial ha expresado, en este sentido, que "la provincia de Sevilla se vuelve a teñir de luto por la violencia machista" y ha lamentado que "en una sociedad como la nuestra sigan ocurriendo estos hechos que, mientras se repitan, nos seguirán conmocionando de igual manera, porque atentan contra la dignidad y los derechos básicos de las personas".

Del suceso ha trascendido, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales, que el cuerpo de la víctima —que, según el IAM, no había presentado denuncia previa— fue encontrado en el número 8 de la calle Granados de la localidad, en un domicilio propiedad de los padres del acusado, del cual la pareja hacía uso esporádico.

Al parecer, la familia de Ana María F.G. llevaba varios días sin saber nada de ésta; el descubrimiento del cuerpo propició la detención de su pareja, M.A.R.P., de 20 años, que apareció en una zona rural de las afueras del municipio con cortes sangrantes y una pierna rota, por lo que fue trasladado al Hospital de Osuna, donde habría confesado los hechos a la Benemérita.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.