Más de medio centenar de personas han asistido a la asamblea informativa organizada por la Federación de Actividades Diversas de

Cc oo de Cantabria para analizar los efectos de la nueva ley del trabajo doméstico, en vigor desde el pasado 1 de enero, que en la región afecta a más de 3.700 personas y que ha supuesto "importantes" cambios en la regulación de la actividad laboral de las empleadas de hogar.

Según puso de manifiesto la responsable estatal de Inmigración e Internacional de esta federación, Palmira Maya, gracias a esta nueva normativa que por primera vez incluye a este colectivo en el régimen general de la Seguridad Social (RGSS) "3.705 personas, el 94% de ellas mujeres y en una gran medida extranjeras, han visto equiparados en Cantabria sus derechos al del resto de trabajadores".

Con todo, la dirigente de

Cc oo precisó que esta cifra de más de 3.700 personas es la que corresponde a las trabajadoras que aparecen dadas de alta al RGSS en febrero, lo que no quiere decir que todavía aún haya trabajadoras sin regularizar dada la "alta cuota de economía sumergida ligada tradicionalmente a este sector".

"La integración de las empleadas de hogar en el RGSS ha abierto sin duda un nuevo marco de relaciones laborales que no solo va a permitir trabajar más y mejor a estas trabajadoras, sino también reforzar los espacios de afiliación y acción sindical para luchar contra la desprotección social que soportaban muchas de ellas", destacó Maya.

Igualmente, la dirigente de

Cc oo destacó que esta equiparación de derechos "cobra más importancia si cabe en estos momentos en los que la crisis económica ha convertido esta actividad en un sector refugio al que llegan muchas mujeres que han perdido su empleo o que necesitan compensar la pérdida de ingresos que ha sufrido el núcleo familiar".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.