Barceló Malaga ofrece a sus clientes un tobogán y una maquina expendedora de pijamas en su hall

El hotel Barceló Málaga ofrece a sus clientes la posibilidad de viajar de improviso sin necesidad de llevar ropa para dormir ya que en el hall de su establecimiento dispone de una maquina expendedora de pijamas, además el establecimiento cuenta con un tobogán para adultos que permite llegar directamente a la recepción.
Coctelería Cromática De Barcelo Malaga
Coctelería Cromática De Barcelo Malaga
EUROPA PRESS/BARCELÓ

El hotel Barceló Málaga ofrece a sus clientes la posibilidad de viajar de improviso sin necesidad de llevar ropa para dormir ya que en el hall de su establecimiento dispone de una maquina expendedora de pijamas, además el establecimiento cuenta con un tobogán para adultos que permite llegar directamente a la recepción.

La inserción del hotel en la estación del AVE de la capital malagueña María Zambrano convierte a este servicio de 'vending' en una propuesta especialmente útil ya que es un hotel muy visitado por hombres y mujeres de negocios con viajes de corta duración.

De hecho es uno de los hoteles españoles reconocidos por la revista británica 'Wallpaper' como uno de los 50 mejores hoteles de negocio del mundo y seleccionado entre los 10 mejores hoteles de diseño de España por los usuarios de Trivago.

Esta apuesta de vanguardia para los viajes 'express' brinda a los huéspedes de este hotel la oportunidad de improvisar un viaje ya que en el lobby del hotel la máquina dispensa pijamas en diferentes tallas y modelos.

El hotel, que cuenta con 221 habitaciones, dispone de un centro de convenciones con más de 1.500 metros cuadrados de superficie, dividido en 16 salas con una capacidad máxima de 1.200 personas.

Un tobogán y cócteles cromáticos

Pero el 'vending' de pijamas no es la única experiencia que tiene el hotel Barceló Malaga que cuenta con un tobogán de acero inoxidable bautizado como EDHA (Estructura Deslizante para Humanos Atrevidos) de 6 metros de altura.

El togobán, que fue diseñado por el interiorista catalán Jordi Torres permite llegar directamente a la recepción a los clientes que se quieran deslizar por el mismo hasta llegar al B-Lounge.

El hotel se ha sumado además a la última tendencia en coctelería visual y ofrece cócteles cromáticos a través de los códigos de color Pantone que fusiona para ofrecer numerosos combinados.

El hotel de diseño ha querido aplicar su filosofía vanguardista a esta nueva iniciativa. Así los códigos Pantone 19-1763 o Pantone 279C trascienden su significado técnico y se convierten en bebidas que además combinan con las distintas zonas del hotel.

El responsable de esta iniciativa ha sido el maitre del hotel Lorenzo Martín, que explica que se han inspirado en el origen de la palabra inglesa cocktail, que significa cola de pavo real, y por eso la carta tiene forma de abanico. "Con la utilización de los pantones y de la gama de cromáticos hemos querido impregnar de personalidad y carácter a cada uno de los cócteles", explica el maitre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento