El Príncipe de Asturias, don Felipe, inaugurará este miércoles la ampliación de la refinería de Repsol en Cartagena (Murcia), en sustitución del Rey como consecuencia de la operación de cadera a la que se sometió el monarca tras caerse en un viaje de caza a Botsuana.

La ampliación de la refinería de Repsol en Cartagena es la mayor inversión industrial de la historia de España, que asciende a 3.190 millones de euros.

Este proyecto, estratégico para la compañía, colocará a la refinería de Cartagena entre las primeras de Europa, no sólo por su capacidad de destilación y conversión, sino por la aplicación de las últimas tecnologías referidas a la sostenibilidad ambiental, la seguridad y al ahorro energético.

Una vez que se pongan en marcha las nuevas unidades, esta refinería contribuirá significativamente a mejorar la balanza comercial de España, según aseguran desde la página web de la Casa Real, consultada por Europa Press.

En la actualidad, el país es deficitario en la producción de destilados medios (gasoil y keroseno), con lo que debe importar anualmente 13,7 millones de toneladas para satisfacer la demanda.

Estos productos son los que centrarán la actividad de las nuevas unidades de Cartagena, que producirán 4,5 millones de toneladas al año, lo que reducirá sustancialmente las importaciones de combustibles de automoción.

En su construcción han participado 500 empresas nacionales, que han empleado en el desarrollo de la obra a más de 20.000 personas. La ampliación de la refinería de Cartagena asegura la permanencia del complejo industrial y, con él, de los más de 790 empleos directos y 800 indirectos que generará su actividad.

Estas nuevas instalaciones pretenden ser un referente mundial del sector en sostenibilidad. Las plantas de recuperación de azufre están diseñadas con una recuperación de azufre del 99,5 por ciento, superando ampliamente las mayores exigencias medioambientales, se emitirá un 64% menos de NOx por tonelada procesada, un 68 por ciento menos en SO2 y un 80 por ciento menos de partículas, y el impacto en el balance mundial de CO2 será prácticamente el mismo, aún duplicando la capacidad de destilación y aumentando la conversión de la refinería.

Consulta aquí más noticias de Murcia.