El Gobierno de Navarra ha recibido este martes al Ángel de Aralar con la solemne ceremonia que se realiza tradicionalmente en esta visita, incluida dentro del recorrido que la efigie de San Miguel de Excelsis realiza la semana siguiente a la de Pascua de Resurrección por diferentes instituciones, colegios, parroquias y otras entidades de Pamplona.

La efigie ha llegado a las 11 horas a la puerta principal del Palacio de Navarra portada por el capellán del santuario de Aralar, Mikel Garciandia. En este lugar aguardaban los miembros del Ejecutivo Foral, encabezados por la presidenta, Yolanda Barcina, y un centenar de personas, en su mayoría funcionarios del Gobierno de Navarra.

Tras el recibimiento se ha realizado un desfile procesional con el acompañamiento propio de los actos solemnes, consistente en el rey de armas, los maceros y los alguacilillos porta-cirios. La comitiva ha recorrido los pasillos de la Planta Noble y el Salón del Trono, hasta llegar a la capilla, donde el párroco de la iglesia de San Nicolás de Pamplona, Santiago Cañardo, ha celebrado la eucaristía.

Durante la homilía Cañardo ha destacado una de las ideas del Concilio Vaticano II según la cual "la mejor manera de llegar a una política auténticamente humana es fomentar el sentido interior de la justicia, la benevolencia y el servicio al bien común". Por este motivo ha implorado al Ángel de Aralar que "otorgue ese espíritu" a los miembros del Gobierno de Navarra y así vencer "la discordia, el egoísmo y la violencia".

Veneración de la reliquia y acto final

Al término de la celebración religiosa, los asistentes han venerado la reliquia del 'lignum crucis' que porta la imagen de San Miguel y han acompañado su traslado procesional hasta la puerta del Palacio donde se ha realizado el acto final, la bendición a los asistentes y al conjunto de Navarra.

De la parte musical de la ceremonia se ha encargado la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona (coro reducido), bajo la dirección del maestro Aurelio Sagaseta Aríztegui. Además, a la llegada y salida del Palacio de Navarra, la Banda de Trompetas y Timbales del Gobierno de Navarra, dirigida por el profesor Mariano Morán, ha interpretado el Himno de Navarra.

La efigie del Ángel de Aralar, venerada en el santuario de San Miguel de Excelsis, es recibida en el Palacio de Navarra siguiendo una costumbre iniciada en los primeros años del siglo XX.

Consulta aquí más noticias de Navarra.