La UE confirma que el déficit de España fue del 8,5 % en 2011

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
SERGIO BARRENECHEA / EFE

El déficit público de España llegó al 8,5% del PIB en 2011, dos puntos y medio más de lo previsto, tal y como había anunciado el Gobierno de Mariano Rajoy, según confirmó este lunes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. Por su parte, la zona del euro cerró 2011 con un déficit del 4,1% del PIB y la UE con uno del 4,5%, lo que supone en ambos casos un descenso de dos puntos porcentuales comparado con 2010

España fue el tercer país de la Unión Europea con mayor déficit, -tras Irlanda (13,1 % del PIB) y Grecia (9,1 %), ambos bajo programa de rescate-, mientras que su deuda alcanzó el 68,5 % del PIB, ocho puntos y medio más de lo que permite el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). Pese al marcado desvío fiscal del año pasado, el déficit fue menor que en los dos años precedentes -9,3 % y 11,2 %-, aunque casi el doble que en 2008 (4,5 %).

La deuda, en cambio, ha mantenido una tendencia alcista en los últimos cuatro años: 40,2 % en 2008, 53,9 % en 2009, 61,2 % en 2010 y 68,5 en 2011, lo que sitúa a España entre los 14 países que incumplen las normas comunitarias sobre endeudamiento, que ponen el límite en el 60 % del PIB.

"La Comisión continúa supervisando y analizando la situación", indicaron este lunes fuentes comunitarias y explicaron que sobre la base de sus previsiones de primavera, que se publican el próximo 11 de mayo, Bruselas determinará si se necesitan "nuevos pasos de supervisión fiscal comunitaria".

Un agujero de 91.344 millones

El déficit español de 2011 equivale a un agujero del 91.344 millones de euros en las cuentas públicas, mientras que la deuda alcanza los 734.961 millones. El gasto gubernamental se redujo al 43,6 % del PIB (frente al 45,6 % de 2010 y al 46,3 % de 2009) y los ingresos supusieron el 35,1 % (por debajo del 36,3 % un año antes y la misma cifra que en 2009).

Los cálculos revelados hoy por la oficina estadística oficializan los datos que ya había adelantado el Ejecutivo español y sobre los que se habían planteado dudas, sobre todo debido al aumento progresivo de las cifras que fue anunciando Madrid. De esta forma, Eurostat ha despejado las dudas de los analistas por los continuos cambios de cifra de los últimos meses.

Fin a los rumores

La Comisión Europea tuvo que salir al paso de las informaciones que sostenían que Bruselas sospechaba que el Ejecutivo de Mariano Rajoy había inflado el dato de déficit de 2011 para que los resultados de los recortes este año parecieran mejores. Sin embargo, el propio Ejecutivo comunitario se quejó de los cambios de cifra y envió a sus técnicos a Madrid para pedir explicaciones sobre los motivos del desvío presupuestario de 2011, ya que España se había comprometido a rebajar el déficit hasta el 6%.

"En noviembre pasado se nos decía que el déficit podría estar entre el 6 y el 7%, a finales de año se nos decía que había una desviación que podía ser de dos puntos y hace apenas unos días esta desviación se convertía en dos puntos y medio", señaló el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, cuando se conoció el dato definitivo del 8,5%.

Cualquier corrección por parte de Eurostat de la cifra de déficit hubiera supuesto cuestionar la credibilidad de las estadísticas españolas y podría haber agravado los ataques en los mercados contra la deuda española.

La certificación por parte de la oficina estadística de la UE de las cifras de déficit y deuda de todos los Estados miembros de la UE se consideraba hasta antes de la crisis como un simple trámite.

La única excepción importante fue la de Grecia, que durante varios años no logró el aval de la oficina estadística a sus cálculos. También se descubrió que Atenas había maquillado los datos para poder entrar en el euro. Y en 2010, Eurostat corrigió al alza las cifras de déficit griegas, lo que contribuyó a agravar la crisis en el país por la falta de credibilidad de sus estadísticas y precipitó la necesidad de un rescate por parte de la UE.

El déficit europeo

La zona del euro cerró 2011 con un déficit del 4,1% del PIB y la UE con uno del 4,5%, lo que supone en ambos casos un descenso de dos puntos porcentuales comparado con 2010, según informó la oficina estadística comunitaria Eurostat.

Un año antes, el déficit de la eurozona había sido del 6,2% y el de la Unión Europea (UE) del 6,5%.

La deuda pública subió en la eurozona al 87,2% en 2011 desde el 85,3% del PIB que había registrado en 2010, mientras que en la UE paso del 80 % al 82,5%.

En 2011 los mayores déficit públicos se registraron en Irlanda (13,1% del PIB), Grecia (9,1%), España (8,5%), el Reino Unido (8,3%), Eslovenia (6,4%), Chipre (6,3%), Lituania (5,5%), Francia y Rumanía (ambos un 5,2%) y en Polonia (5,1%).

Por contra, los menores se observaron en Finlandia (0,5% del PIB), Luxemburgo (0,6%) y en Alemania (1,0 %).

Hungría, Estonia y Suecia obtuvieron un superávit del 4,3%, del 1,0% y del 0,3%, respectivamente.

En total, 24 Estados miembros mejoraron sus balances públicos en 2011 comparado con 2010, mientras que dos (Chipre y Eslovenia) los empeoraron y uno (Suecia) no registró cambio alguno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento