El Ministerio Fiscal pide una pena de cinco años de prisión para P.B.C., acusada de un delito de asesinato en grado de tentativa al prender fuego al colchón en el que estaba durmiendo su madre en esos momentos, unos hechos que la propia procesada ha admitido que cometió.

El juicio está programado para este martes a las 10 de la mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Los hechos, según relata el Fiscal en su escrito, sucedieron en agosto de 2010, cuando la acusada, que previamente había estado bebiendo, entró en el dormitorio de su madre en una vivienda en Santander, y quemó, con la llama del mechero al máximo, el colchón por tres zonas distintas.

La cama empezó a arder, pero la madre se despertó y abandonó el inmueble, pidiendo ayuda a vecinos y policía. Los bomberos sofocaron el fuego sin que produjera daño alguno al edificio o sus vecinos.

La víctima sufrió quemaduras de segundo grado en la mano, y distintas lesiones.

Son unos hechos que la propia acusada ha admitido, y por los que se le pide una condena de cinco años de prisión, aplicando el agravante de parentesco, e indemnización a los servicios sanitarios por los gastos causados, ya que la madre ha renunciado a la indemnización.

Es una condena que la propia hija acepta que, no obstante, pedirá el atenuante sobre el consumo de sustancias que alteraran sus conductas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.