El obispo de Alcalá de Henares (Madrid), Juan Antonio Reig Pla, ha mantenido este lunes en Córdoba la posición sobre los homosexuales que ya expresó en su homilía del pasado Viernes Santo y que ha detallado este lunes en una entrevista a 'Religión en Libertad', asegurando que las críticas que está sufriendo por ello, por parte de organizaciones de gays y lesbianas, le ayudan a "ser humilde", aunque ha precisado que dichas críticas "no responden" a lo que él ha dicho.

En declaraciones a los periodistas previas a su intervención en el Obispado de Córdoba en la XVII Semana de la Familia, donde ha pronunciado la ponencia 'Luces y sombras de la familia, a los 30 años de Familiaris Consortio', Reig Pla se ha remitido en todo momento su homilía y la citada entrevista, aseverando que "ya está todo dicho", y que "este es un momento para que, juntos, reflexionemos todos sobre los problemas que puedan aparecer a cualquier tipo de persona".

En este sentido, el obispo de Alcalá de Henares ha subrayado que "la Iglesia está siempre atenta a responder con cariño y con atención", y "lo único que hemos hecho ha sido poner algunos puntos que creo que en estos momentos merecen la atención de la Iglesia, que quiere siempre estar atenta a cualquier necesidad de las personas".

En consecuencia, respecto a la polémica generada por sus palabras sobre los homosexuales, Reig Pla ha aclarado que la del Viernes Santo fue una homilía propia de dicho día, en la que "se pone delante del Señor todo aquello que nosotros consideramos que es sufrimiento, para que la cruz del Señor sea una cruz redentora para todos, y después, lo que es la cuestión concreta de lo que los medios han querido resaltar, pues ya lo he explicado en la entrevista".

En cuanto a las mencionadas críticas de las organizaciones de gays y lesbianas, que también han anunciado la presentación de denuncias contra él ante la Fiscalía General del Estado, la Fiscalía Provincial de Madrid y el Defensor del Pueblo, el obispo de Alcalá de Henares ha insistido en que ya se ha pronunciado al respecto "en la entrevista", cuando ha dicho que "es un aprendizaje para mí, para que yo pueda ser humilde", opinando que "todas las cosas siempre son bienvenidas si nos ayudan para que nosotros podamos crecer", si bien ha aclarado que, a su juicio, "son unas críticas que no responden a lo que yo dije en la homilía".

En cualquier caso, Reig Pla ha concluido aseverando que "bienvenido todo lo que sea, para poder bendecirles a ellos y bendecir al Señor, que es la misión del obispo", añadiendo, a preguntas de los periodistas, que, "evidentemente", un homosexual "puede ser muy feliz", ya que "Dios cree en la felicidad de todos sus hijos y no excluye a ninguno", si bien "hay que entender después cuál es la voluntad de Dios sobre cada una de las personas, y Dios lo que quiere es la felicidad y el bien de sus hijos, y la Iglesia es lo que procura, exactamente eso".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.