El Gobierno de Extremadura encargará una auditoría externa sobre la situación actual de la empresa 'Grabasa' de Burguillos del Cerro (Badajoz), que se encuentra en situación de concurso de acreedores desde junio de 2010, antes de determinar si la sociedad pública Avante aporta o no capital social a la misma.

Una vez se elabore el citado informe, para cuya elaboración se calcula un plazo de "50-60 días", se determinarán las "soluciones oportunas" de viabilidad para la empresa, según ha explicado el secretario general de Empleo y Actividad Empresarial del Gobierno regional, Sergio Velázquez.

Tras una reunión esta tarde en Mérida entre representantes del Gobierno regional y de Avante, junto con socios de Grabasa y miembros del comité de empresa de la factoría, en la que se ha analizado la situación de la empresa, Velázquez ha recordado al respecto que la ley de creación de Avante "exige que cualquier intervención en una empresa que se encuentre en situación de crisis requiere de la elaboración de un informe de auditoría por parte de una empresa externa que justifique la inversión".

"En cuanto se haya cumplido ese trámite, volveremos a reunirnos e intentaremos ver qué soluciones de viabilidad tiene la empresa", ha declarado, y ha añadido que en virtud de la auditoría externa se adoptará "con inmediatez" la decisión de si Avante aporta o no capital a la empresa.

El secretario general también ha explicado que la empresa ha realizado la propuesta inicial de que Avante aporte algo más de dos millones de euros, aunque ha insistido en que "todo queda sometido al informe de auditoría que exige la ley que regula la entidad pública empresarial (Avante)".

Moderada satisfacción de ccoo

Por su parte, el secretario regional de la Federación de Construcción, Maderas y Afines de CCOO de Extremadura, Mateo Guerra, ha mostrado "moderación en la satisfacción" tras la reunión mantenida esta tarde.

Tras calificar como "difícil" la situación por la que están atravesando actualmente los trabajadores de 'Grabasa', ha valorado que el Gobierno regional haya mostrado su "voluntad" de llevar a efecto un estudio externo de la empresa a través de una auditoría, tal y como le "obliga" la ley en una situación de "crisis" como la que atraviesa la empresa.

Asimismo, ha explicado que tras el estudio, el Ejecutivo autonómico se ha comprometido en determinar en un "plazo máximo de 60 días" la entrada o no de capital social de Avante en 'Grabasa'.

En esta línea, se ha mostrado "moderadamente satisfecho" porque "si el estudio se hace con rigor, no va a haber ningún tipo de problema para que la sociedad pública Avante entre en el capital y ello permita la continuidad de la empresa 'Grabasa' y además con ello la economía que sustenta en la localidad de Burguillos y en la propia comarca".

"Ellos (el Gobierno regional) entienden que si se dan todos los condicionantes de los que se han hablado en la mesa van a entrar sin ningún tipo de problema", ha apuntado.

Situación financiera "difícil"

Guerra ha explicado al respecto que la empresa se encuentra en concurso de acreedores desde junio de 2010; y ha añadido que la misma cuenta con una situación financiera "difícil", con una deuda de "en torno a 8.700.000 euros", aunque —ha destacado— con unos "activos" de "en torno a 14.600.000 euros".

"La Junta quiere comprobar si es verdad que ese capital es el que es, para que cuando entre con el porcentaje que sea no sea superior al 50 por ciento que es lo que la ley le impide, y por eso se hace la auditoría externa", ha explicado, y ha añadido que la "previsión" es que Avante "entre" en 'Grabasa' con "en torno a 2.200.000 euros", lo que representaría —ha apuntado— el 37,92 por ciento del accionariado de la empresa.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.