Director sangrando
Jerry Vlasak, director de Sea Shepherd, tras ser golpeado por un cazador. (Foto: www.seashepherd.org) Archivo
Los defensores de los animales fueron advertidos por las autoridades sobre la distancia a la que estaban de los cazadores, ya que hay estipulada una distancia mínima que no se puede sobrepasar para tomar fotografías de la cacería.

El líder ecologista Paul Watson les explicó que en ese momento “no estaban infringiendo ninguna norma porque ninguno estaba cazando”.

Tras una situación tensa en la que los cazadores intentaron arrebatar a los activistas los equipos, “agredieron a siete de los voluntarios, propinándoles puñetazos y golpeándoles con los bates y los hakapiks" que usan para matar a las focas, continúa el relato de Watson.

Finalmente, Paul Watson informa de que la Policía Montada ha detenido a once de los activistas “por tomar fotografías de los cazadores”.