La Asociació Asturiana de Lucha contra la Fibrosis Quística ha recordado este lunes, a través de una nota de prensa, que Asturias es una de las cuatro comunidades de España en las aún no se han instalado sistemas de detección de esta dolencia en recién nacidos.

Así lo ha señalado esta entidad, en una nota de prensa previa a la celebración del Día Mundial de la Lucha contra la Fibrosis Quística, que conmemora este martes con la organización de varias mesas informativas en diferentes puntos de Asturias.

Así, la Asociación Asturiana de Lucha contra la Fibrosis Quistica y la Federación Española de Fibrosis Quística (FEFQ) recuerda que continúa "reclamando la implantación de la detección de la enfermedad en todos los recién nacidos y en todo el territorio nacional". "En el primer trimestre de 2012 se han sumado Cantabria y la Comunidad Valenciana a la lista de comunidades autónomas que sí incorporan esta prueba diagnóstica, pero todavía quedan cuatro donde no se realiza: Asturias, Navarra, Castilla-La Mancha y Ceuta.

Para la asociación, "es imprescindible que este cribado neonatal se implante en toda España y que no haya diferencias territoriales, ya que es algo necesario para lograr un diagnóstico precoz de la enfermedad y prolongar así la esperanza de vida de las personas con Fibrosis Quística".

De todos estos aspectos, la asociación informará mediante la instalación mesas divulgativas con el fin de dar a conocer la enfermedad a la sociedad. Su localización será: Oviedo (Hospital Central -Mañana-, calle Uria 20 -Mañana y tarde-), Gijón (Hospital de Cabueñes -Mañana-, Plaza Instituto 7 Mañana), Moreda (Plaza de la Iglesia -Mañana y tarde-), Llanes (Plaza Central -Mañana y tarde-).

Rechazo a los recortes

En la celebración del Día Nacional de 2012, la Asociación Asturiana de Lucha contra la Fibrosis Quistica, junto con la Federación Española de Fibrosis Quística (FEFQ) rechaza los recortes que se están produciendo en investigación y ciencia a nivel estatal, así como en materia sanitaria en algunas comunidades autónomas, debido a la crisis económica.

Como recuerda la asociación, la Fibrosis Quística (FQ) es una de las enfermedades genéticas graves más frecuentes y se estima una incidencia en nuestro país entorno a uno de cada 4.000 nacimientos, mientras que una de cada 30 personas son portadoras sanas de la enfermedad. Es una enfermedad crónica de origen genético que afecta a diferentes órganos, sobre todo pulmones y páncreas.

En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento y tratamiento de la enfermedad pero, a pesar de eso, sigue siendo una patología sin curación. Por ello, es muy importante el fomento de la investigación, ya que nos acerca a una posible cura de la enfermedad y a la mejora en los tratamientos. Reducir la inversión en ciencia e investigación supondrá un varapalo a la evolución en la mejora de la calidad de vida de las personas con enfermedades graves como la Fibrosis Quística.

Las asociaciones junto con la Federación, creen que la salida de la crisis no puede realizarse poniendo en peligro avances que en los últimos años se han alcanzado en materia de sanidad e investigación, y rechazamos los recortes que puedan perjudicar la calidad de vida de personas que dependen de tratamientos continuados y de una medicación diaria para seguir viviendo.

Es fundamental también que, con el apoyo de todos, se garantice la existencia de un sistema sanitario universal, público y gra tuito, totalmente accesible para las personas con enfermedades crónicas, como la Fibrosis Quística. El sistema sanitario español es uno de los sistemas sanitarios más rentables del mundo. España es uno de los países desarrollados que menos invierte en salud (9,7 del PIB, mientras que en Francia es el 11,8%; en Alemania el 11,6%; en Holanda el 12%; y en Estados Unidos el 17,4%), y que ofrece unas prestaciones muy superiores a la media de la Unión Europea.

Consulta aquí más noticias de Asturias.