En las dos primeras semanas de abril se registraron en Castilla-La Mancha un total de 475 matriculaciones de vehículos, lo que supone un descenso del 33,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO).

Este "mal" dato está influenciado por la Semana Santa, que se prolongó en el presente año entre el 2 y el 9 de abril, mientras que en 2011 fue del 18 al 25 de abril, por lo que se ha reducido de manera "muy considerable" el periodo de ventas, ha explicado la patronal de los concesionarios en nota de prensa.

En el total nacional, la caída es del 49,5% en esta primera quincena al producirse un total de 18.445 matriculaciones, frente a las 36.537 del año pasado.

Por comunidades autónomas, todas caen, sin embargo es Baleares la que encabeza estos retrocesos, con un 74,2%. Le siguen la Comunidad de Madrid (-58%), Comunidad Valenciana (-57,7%), Canarias (-47,6%), Andalucía (-43,5%), Cantabria (-43,4%) y Murcia (-41,1%).

Fuertes caídas también se registraron en Navarra (-39,7%), Asturias (-36,5%), Castilla-La Mancha (-33,6%), La Rioja (-31,4%), País Vasco (-31,3%) y Cataluña (-30,3%).

En menor medida se resienten Castilla y León (-24%), Aragón (-23,8%), Extremadura (-17%) y Galicia (-10,5%).

FACONAUTO es una Federación creada en 1986 que agrupa a las asociaciones de concesionarios oficiales presentes en España. En la actualidad, forman parte de ella 3.188 concesionarios de turismos y 311 de vehículos industriales, de los que dependen aproximadamente las 3.588 empresas de la red secundaria de distribución, lo que suma más de 7.087 pymes de automoción en España. Estas empresas generan 150.000 empleos directos y una cifra de negocio de 80.000 millones de euros anuales.

Consulta aquí más noticias de Toledo.