En los controles habituales del fin de semana realizados en Guadalajara, se ha detenido a tres personas por conducir bajo los efectos del alcohol, tras haberles realizado las correspondientes pruebas de alcoholemia en las que todos ellos superaron los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Concretamente, en la madrugada del sábado, se detuvo por un delito contra la seguridad vial a G.S.A., vecino de Guadalajara de 33 años, tras dar un resultado positivo de 0,72 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en un control en Felipe Solano Antelo.

También el sábado, se detuvo, en la avenida de Castilla, a J.J.J.C., vecino de Guadalajara de 32 años, con un resultado positivo de 0,62 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Sorprendido con intoxicación etílica

Por otro lado, el jueves pasado se detuvo a J.M.M.C., vecino de la provincia de 48 años, por un delito contra la seguridad vial, tras dar un resultado positivo de 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en una prueba de alcoholemia.

El conductor fue sorprendido a las 2.20 horas circulando de forma irregular por la calle Prado de Taracena, por lo que una patrulla decidió pararlo y, tras comprobar síntomas evidentes de intoxicación etílica, se le realizaron las pruebas pertinentes.

Además de estas detenciones, se han formulado cinco denuncias administrativas a conductores cuyas pruebas de alcoholemia no han superado los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, sin ser por ello considerado un delito contra la seguridad vial.