RTVE
Un edificio de RTVE en Prado del Rey, en Madrid. ARCHIVO

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado tras el Consejo de Ministros de este viernes que se reformará el consejo de RTVE, reduciendo sus miembros de 12 a 9 y eliminando los sueldos de esos consejeros.

Entre esos nueve consejeros habrá además un presidente, eliminando el vacío de poder que se venía dando hasta ahora. El presidente será el único con dedicación exclusiva y el único que cobre por su trabajo. El decreto ley aprobado este viernes permitirá que el Congreso nombre presidente de RTVE por mayoría absoluta y no por dos tercios, lo que habilitará al PP para aprobar esa designación sin contar con otros grupos políticos.

Sáenz de Santamaría ha informado de que el Gobierno ha aprobado este Decreto Ley para resolver el bloqueo que sufre la Corporación RTVE ante la vacante de presidente (Alberto Oliart), que dimitió la pasada legislatura, y ante la falta de acuerdo entre los grupos parlamentarios para sustituirlo.

La renovación de la mitad del Consejo de Administración debería haberse efectuado en 2010Desde 2006 el reglamento (ley 17/2006 de 5 de junio) para el nombramiento de un presidente de RTVE exigía que hubiera un acuerdo como mínimo de dos tercios de los miembros del Congreso para designar al presidente del consejo de administración de RTVE, en el que actualmente hay consejeros designados por PP, PSOE, CiU, ERC, IU y UGT.

Además, los consejeros de la corporación también podrán ser elegidos por mayoría absoluta en segunda votación si no se llega a un acuerdo en una primera, lo que podría permitir al PP tener un Consejo de Administración formado únicamente por sus candidatos.

Los nuevos consejeros, cargo que hasta ahora llevaba asociado un sueldo que superaba los 110.000 euros según la vicepresidenta, no tendrán dedicación exclusiva, por lo que sólo cobrarán dietas por asistir a los consejos.

Los sindicatos, fuera del Consejo

Asimismo, el Real Decreto establece que, de los tres miembros del Consejo de Administración que han de eliminarse, dos de ellos sean los "elegidos a propuesta de los sindicatos más representativos a nivel estatal con implantación en la corporación".

Ante esta exclusión, los representantes sindicales pasan a formar parte, a través de un único representante, del Consejo Asesor, para "garantizar" su presencia "dentro de los órganos de la Corporación RTVE".

Situación de "bloqueo"

La vicepresidenta ha señalado que el Ejecutivo ha decidido adoptar esta medida ante la situación de "bloqueo" en que se encuentra la renovación de la cúpula de RTVE, que "no tiene posibilidad de presentar ni aprobar sus cuentas anuales" y tiene "serias dificultades para cumplir con el programa de ajuste" impuesto por el Ministerio de Hacienda.

En este sentido, ha subrayado que el Gobierno entiende que es un momento para que RTVE haga un "esfuerzo de austeridad" y había que "proceder cuanto antes" para el "desbloqueo" del nombramiento del presidente, puesto que está vacante desde que Alberto Oliart dimitió en julio de 2011 y la renovación de la mitad del Consejo de Administración, que debería haberse efectuado en 2010.

Sáenz de Santamaría también ha querido "disipar las dudas" planteadas desde algunos sectores sobre la reforma legal, y ha subrayado que la elección de la cúpula de RTVE seguirá siendo "parlamentaria". Además, ha indicado que la Ley de Radio y Televisión Pública, aprobada en 2006, ya incluía una disposición transitoria similar a la cláusula introducida ahora, para el caso de que no se llegara a un consenso sobre el primer presidente de RTVE.

Privatización de las autonómicas

El Gobierno ha aprobado también un proyecto de ley que permite que las comunidades autónomas decidan si mantienen una televisión pública en su región o no.

De mantenerla, habrán de elegir entre sacarla a concurso y privazarla o mantener en sus manos la gestión que, en cualquier caso, deberá equilibrar ingresos y gastos, de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria. La norma, que se tramitará por procedimiento de urgencia, permitirá a las comunidades que, si no mantienen sus televisiones autonómicas, saquen a concurso las frecuencias de las mismas, ha añadido Sáenz de Santamaría.