La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un hombre de edad avanzada a cumplir un año de prisión por provocar un incendio en un campo con matojos y varios árboles de la localidad valenciana de La Pobla de Vallbona, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press. El hombre negó los hechos en el juicio, aunque sí afirmó que conocía los terrenos porque solía salir a pasear por allí.

El ministerio fiscal pedía para este hombre la pena de cuatro años de prisión por dos delitos de daños, aunque inicialmente solicitaba 11 años por un delito de incendio. Esta rebaja tuvo lugar después de que la fiscal acusara al hombre tan solo de provocar dos incendios, y no seis, como constaba en su escrito de calificación provisional.

Ahora, el tribunal, tras celebrarse la vista y estudiar los datos aportados, ha acordado condenar al hombre a un año de cárcel por uno de los dos incendios que ocasionó, puesto que del otro, el que tuvo lugar el 28 de julio de 2008, afirma que aunque consta probada su autoría por la declaración de un testigo, éste no provocó daños a la propiedad, por lo que no se puede incluir dentro del delito de incendios.

El incendio por el que se le condena al hombre es el que tuvo lugar el 22 de agosto de 2008, cuando prendió fuego intencionadamente a un campo ubicado en la zona del polígono Mas de Tous, en las parcelas 51 y 147. El fuego se extendió sobre una superficie de 4.000 metros cuadrados de matojo bajo y varios árboles. También llegó a quemar la valla y las paredes de una caseta que se hallaba en las inmediaciones, pero sin embargo no afectó a unas naves industriales que se encontraban próximas.

En concreto, el fuego ocasionado en la parcela 51 se extendió a la parcela 136 del mismo polígono, afectando a cuatro naranjos, un limoneros, tres olivos, un albaricoquero y un almendro, que quedaron calcinados.

El tribunal recuerda en la sentencia que el hombre se limitó a negar estos hechos en el juicio, manifestando que no vio a nadie y que no lo podían reconocer. También hizo alusión a una barraca que le quemaron, lo que se contradecía con la primera declaración judicial que prestó como detenido, el 24 de agosto de 2008, cuando dijo que era posible algún día hubiera quemado rastrojos propagando su incendio a alguna casa cercana.

Informe forense

Para la condena, la Audiencia también tiene en cuenta que el hombre, según los informes forenses, presenta un diagnóstico compatible con rasgos acusados de personalidad paranoide. No obstante, no presenta una alteración psicopatológica de naturaleza e intensidad suficiente para alterar su mundo cognoscitivo y condicionar su voluntad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.