La delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, y el delegado provincial de Turismo, Alejandro Zubeldia, han respaldado el cierre, este pasado domingo, de la estación de esquí de Sierra Nevada frente a las críticas de los empresarios y vecinos de la zona, quienes han pedido este martes en una carta que se les "oiga" y se les "respete".

En declaraciones a Europa Press, el delegado de Turismo ha señalado que el cierre de la estación de esquí ha estado basada en criterios "técnicos" pero también de "responsabilidad económica y social" por parte de la empresa pública que gestiona el recinto, Cetursa.

En este sentido, ha aludido al importante descenso de esquiadores y de la ocupación hotelera que se viene registrando desde la Semana Santa. Esta caídae, según los datos facilitados por Cetursa, es de un 28 por ciento de marzo a abril hasta quedarse en una media de ocupación del 13 por ciento en este último mes.

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz ha opinado a preguntas de los periodistas en rueda de prensa que "procedía" cerrar la estación porque ya "no había demanda para el esquí", lo que ha vinculado con el tema de "la estacionalidad".

A su juicio, "hay un momento en que finalmente la gente desconecta de un tipo de actividad y pasa a otra" y, según ha añadido, "en el sur —de España— ocurre que la gente inmediatamente se pasa a la oferta de sol y playa".

Los empresarios

En contraposición, la Asociación de Vecinos y Empresarios de la Estación de Esquí de Sierra Nevada han remitido este martes a los medios una carta en la que han pedido que se les oiga, se les "respete" y "no se juege ni con las empresas ni con los puestos de trabajo.

En la misiva, consultada por Europa Press, los afectados se preguntan "dónde está la Junta de Andalucía en la estación de esquí de Sierra Nevada cuando dice que luchará por cada puesto de trabajo y por las empresas andaluzas".

A su modo de ver, el cierre de una estación "pletórica de nieve", además "de una incongruencia", evidencia una "falta de respeto a 1.500 trabajadores, así como a las 120 empresas que han tenido que cerrar, por una decisión arbitraria y precipitada de su directora —María José López—".

También han criticado que, una vez que el primer argumento de los gestores de la estación "ha sido rebatido por las grandes nevadas" que han dejado espesores de más de un metro, "en vez de rectificar, se busque otro argumento" para seguir justificando el cierre basándose en que "esta empresa pública tiene que ahorrar para ser responsable, eficaz y austera".

"¿No será que el problema se asienta en la desproporcionada y megalómana estructura de su empresa?", se cuestionan estas asociaciones, a cuyo juicio la solución al problema no está "en cerrar y recortar en la promoción de primavera, sino en aunar esfuerzos entre la Junta y los que vivimos en esta estación para que todos nos podamos beneficiar moral y económicamente".

Estas asociaciones afirman que miran "por la economía y puestos de trabajo de Andalucía" y que si algo tiene Sierra Nevada es su primavera, que no se da en ninguna de las estaciones de España y Europa", por lo que reclaman ser escuchados.

Consulta aquí más noticias de Granada.