El sacerdote y escritor extremeño, Jesús Sánchez Adalid, sostiene que España "necesitaba su propia novela histórica" porque "hasta ahora, todo lo que se leía en el género era traducido" y ha valorado este género como la "tendencia más consolidada" en el panorama literario actual.

En una entrevista en la revista Grada recogida por Europa Press, Sánchez Adalid ha señalado que el éxito es un "misterio" y que "no hay fórmulas" porque "si las hubiera, el resultado se diluiría entre la multitud de los que hicieran uso de ellas".

"Es cierto que las tendencias juegan un importante papel, hoy el juego realidad-ficción resulta muy atractivo para los lectores, es la tendencia más consolidada en el panorama literario actual", ha señalado, a la vez que ha apuntado que "España necesitaba su propia novela histórica". "Por fin tenemos nuestros propios autores", ha aplaudido.

A este respecto, el escritor de más de una decena de obras ha explicado que para que la novela histórica sea "seria y de calidad", necesita una documentación previa "bastante exhaustiva" y ha puntualizado que, en su caso particular, él reúne documentos, mapas y testimonios, prepara la estructura y se va "inspirando".

"Hay que viajar, leer e investigar; es importante conocer de primera mano los vestigios, como restos arqueológicos, cartas de la época, paisajes y elementos de la época, pero teniendo siempre en cuenta que lo histórico es solo el escenario en el que se desenvuelve la trama", ha explicado.

A su juicio, la novela debe ser "fundamentalmente ficción, aunque envuelta en un marco creíble que le permita al lector el viaje mágico al pasado" y si "no" se cuenta "con una buena historia de fondo lo demás no sirve para nada". 'ALCAZABA'

"En mi última novela, 'Alcazaba', eso ha sido definitivo, porque casi nadie sabía cómo era la vida en la Mérida del siglo IX y debía recrear un mundo variopinto con culturas, religiones y razas mezcladas, 100 años después de la llegada de los musulmanes", ha remarcado, aunque ha subrayado que "lo principal de la novela es narrar la peripecia de la ciudad que se rebeló contra el poderoso y cruel Abderramán II".

A este respecto, el escritor ha reconocido que le "inspiran" las vidas cotidianas de la gente y que Extremadura es "una motivación constante" con sus paisajes, pueblos, ciudades y su "rica" historia.

"Toda esa maravilla debe pasar a la literatura para conformar nuestro imaginario colectivo; soy consciente de vivir en un escenario privilegiado y siento la llamada a llenarlo de figuras atractivas que inviten al lector a conocer nuestra extraordinaria región", ha agregado.

Interpelado por su parecer sobre llevar al cine una de sus historias, Jesús Sánchez Adalid ha indicado que "hay por ahí algún proyecto", pero que el cine histórico "es muy caro y requiere una elaboración compleja". "Alguna de mis novelas me gustaría verlas en la pantalla, sí, embargo otras no", ha considerado.

Sobre sus nuevos proyectos, ha adelantado que está trabajando en una nueva novela histórica cuya trama será "muy diferente" y ha reconocido que está "entusiasmado escribiendo" al haber "descubierto un escenario fascinante, La Ribera Sacra gallega".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.