El Govern ha señalado que "no esperan órdenes de Madrid", pero que el plan de ajuste se está realizando en coordinación con las otras CC.AA y el Ejecutivo central para gestionar el déficit y tener así "márgenes de maniobra" para atajar el déficit.

El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha destacado en la sesión plenaria de este martes que el recorte de los 10.000 millones para cumplir los objetivos de déficit "tiene origen en las alegrías del expresidente José Luís Rodríguez Zapatero que siempre veía brotes verdes".

A este efecto, Aguiló ha destacado en el Parlament que se tiene que realizar un plan de ajuste en consonancia con el resto del país y, por eso, "la legislación nacional y la de las CC.AA deben ir coordinadas".

Por su parte, la diputada del PSM-IniciativaVerds-Entesa i Més per Menorca Fina Santiago ha criticado las medidas y le ha preguntado a Aguiló cómo piensa el Govern garantizar "la sostenibilidad y la financiación adecuadas de los servicios públicos para mantener el Estado de Bienestar".

Así, Santiago ha reincidido en preguntar sobre qué partidas se van a reducir y ha anunciado que "cuando el Govern se ponga a recortar, no solo emigrarán los jóvenes, sino que tendrá que hacerlo todo el mundo".

En el turno de contrarréplica, Aguiló ha señalado que "la reestructuración se está llevando a cabo desde el primer día" y que se está trabajando en las líneas que van a hacer más eficientes la Sanidad y los Servicios Públicos".

"Lo que no era sostenible era gastar más de lo que se tenía, lo que ustedes se gastaron, se esta pagando ahora. Si no hubiera habido Pacto de Progreso no habría déficit", ha finalizado el vicepresidente económico del Govern.