El Juzgado de lo Penal número 1 de Albacete celebrará este martes, 17 de abril, el juicio contra E.P.R., acusado de un delito de agresión sexual y otro de quebrantamiento de medida cautelar.

Por estos hechos el fiscal pide para él una pena de cuatro años y cuatro meses de prisión, prohibición de aproximarse o comunicarse a la víctima en un periodo de cinco años y la indemnización a ésta en 12.000 euros por daños morales.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal señala que el 17 de noviembre de 2011, en Hellín (Albacete), el acusado se instaló en el domicilio de su expareja a pesar de conocer que tenía una orden de prohibición de aproximarse a menos de 500 metros y de comunicar con ella, que se había dictado como medida cautelar el 10 de agosto de 2011.

Sobre las 8.00 horas del 20 de noviembre de 2011, cuando el acusado se hallaba en el domicilio en cuestión, fue a la cama en la que estaba acostada su expareja y comenzó a golpearla en la cara y en la cabeza, al tiempo que la acusaba de estar drogada y de haber mantenido relaciones sexuales con otros hombres.

A continuación, se desnudó y se tumbó encima de ella, hasta que eyaculó sobre ella sin llegar a penetrarla, por la resistencia que ésta ofreció.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió hematomas múltiples en la cabeza, brazos, zona costal y genital externa, así como trastorno de estrés agudo, que requiere tratamiento facultativo, de lo que tardó en curar 30 días, de los que 10 tuvo que estar de baja.

Consulta aquí más noticias de Albacete.