ANPE ha asegurado que los recortes anunciados por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, tras reunirse con los consejeros del ramo en la Conferencia Sectorial celebrada este lunes, tendrán "graves consecuencias en la situación del sistema educativo español en general y en particular a nuestra comunidad autónoma, ya muy deteriorada".

Así, han explicado en un comunicado que estos "ajustes" se han llevado a cabo "sin consultas ni negociación sindical" y han recordado que Baleares es una de las comunidades autónomas "con más alto índice de fracaso escolar".

Cabe recordar que en el caso de Baleares, el conseller del Educación, Rafel Bosch, ha señalado que los recortes de 3.000 millones de euros anunciados por el Ministerio no afectarán a la CC.AA, aunque sí el incremento de la ratio de alumnos de un 20 por ciento como máximo, frente al 10 por ciento actual.

Por ello, ANPE ha destacado que "tanto las modificaciones de horarios como la desaparición de complementos retributivos y de condiciones laborales" afectan "a acuerdos firmados en la práctica totalidad de las comunidades autónomas".

Así, han considerado que es "imposible pagar la deuda generada en estos últimos años sólo con recortes en los servicios esenciales". "El Gobierno debe acometer ya la reforma que haga viable el modelo de Estado autonómico y garantice las políticas sociales básicas: educación, sanidad y pensiones", han añadido.

Ocasionará la no renovación de interinos

Por ello, ANPE ha afirmado que el aumento de las ratios y del horario lectivo supondrá "la no renovación del puesto de trabajo de un buen número de profesores interinos" y que, además, "tendrá un efecto devastador en las enseñanzas de idiomas, en la formación profesional y en la posibilidad de establecer desdobles, grupos de refuerzo y atención a la diversidad".

Por otro lado, han manifestado que la desaparición de los programas de FP y de Bachillerato "obligará a un ajuste del personal de los centros y a la masificación de las clases en las enseñanzas no obligatorias".

En este sentido, han recalcado que los profesores y la educación llevan "desde el inicio de la crisis económica sometidos antes que nadie a ajustes y recortes mientras se han mantenido gastos suntuarios del Estado y las comunidades autónomas".

Posible inviabilidad del pacto por la educación

Asimismo, han advertido que "la imposición de estas nuevas medidas puede hacer inviable la consecución del pacto social por la educación" que el Govern "pretende alcanzar".

Además, ANPE ha recordado que el Gobierno anunció reformas educativas "necesarias e importantes", pero que "los primeros pasos para abordarlas están siendo ajustes en las partidas presupuestarias".

Por ello, han indicado que las reformas "corren el riesgo de ser inviables" y esperan que sean "reformas necesarias" y "no injustos recortes".

Ante eso, han "exigido" que la educación "se preserve de los rigores presupuestarios con un pacto de mínimos que pueda garantizar que se efectúen las reformas que necesita imperiosamente el sistema educativo español, en la certeza de que solamente la educación de calidad para todos garantiza un mejor futuro", concluyen.