El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido este lunes con la jefa del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, a inaugurar antes de que finalice 2012 el tramo de la A-40 que unirá las ciudades de Talavera y Toledo. Además, ha garantizado la construcción del Parador de Molina de Aragón (Guadalajara) durante esta legislatura para revitalizar la zona.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Cospedal ha calificado de "muy satisfactoria" la reunión mantenida con Rajoy y ha anunciado los compromisos del Gobierno con Castilla-La Mancha. Entre otros asuntos, ambos mandatarios han abordado la política hidráulica y la necesidad de un plan de aguas nacional, las inversiones en infraestructuras y la importancia de cumplir con los objetivos de déficit previstos.

En este contexto, Rajoy se ha comprometido con Cospedal a construir durante esta legislatura el Parador de Molina de Aragón, proyectado tras el incendio sufrido por la zona en 2005 en el que murieron once personas. Según ha desvelado Cospedal, este parador es la prioridad del Ejecutivo para esta legislatura junto al de Muxía (A Coruña). "Hay otros en cartera, pero en crisis hay que establecer prioridades", ha reconocido la presidenta castellano-manchega.

Según ha recordado, esta infraestructura es una obra "muchas veces prometida y nunca puesta en marcha" y servirá para revitalizar una zona "de gran belleza y tradición cultural", además de un valor medioambiental que hay que recuperar tras el incendio.

Además, el presidente del Gobierno también se ha comprometido a que antes de que finalice 2012 acudirá personalmente a inaugurar el tramo de autovía entre Talavera de la Reina y Toledo, una infraestructura "muy deseada" y que, según ha remarcado Cospedal, "se diseñó en tiempos del PP y se va a concluir en tiempos del PP".

En el plano de infraestructuras, la presidenta de Castilla-La Mancha ha recordado que la comunidad ocupa "una parte importante" del centro de la Península, por lo que "además de destino final es un cruce muy importante de caminos". Por ello, ha insistido en la importancia de potenciar las comunicaciones de esta región "con un gran potencial y posibilidades" y ha puesto como ejemplo los 150 millones previstos para inversiones en Albacete para la línea de alta velocidad entre Alicante y Murcia.

También ha recordado que se encuentran dentro del plan de infraestructuras previsto por el Gobierno las autovías entre Linares y Albacete; Ávila-Cuenca-Teruel; Extremadura-Comunidad Valenciana o Tarancón-Guadalajara, entre otras. Y aunque ha reconocido que no está previsto el AVE a Talavera tras el rechazo de Portugal a continuar con esta obra, ha garantizado que el Gobierno español "no renuncia a este proyecto".

Política hidrológica

Una parte muy importante del encuentro ha estado centrada en el tema del agua, respecto al que Cospedal ha reconocido a Rajoy la "preocupación" de Castilla-La Mancha sobre la situación hidrológica nacional y ha mostrado su compromiso con un plan nacional que garantice el agua para todo el territorio.

La presidenta castellano-manchega ha sostenido que en España existe agua "suficiente" pero "no bien distribuida" y ha apostado por desarrollar un plan estructurado que no tenga como "eje vertebrador" el "enfrentamiento" entre comunidades autónomas. "Estoy convencida de que somos capaces de hacerlo y de pactar con el PSOE si usamos menos demagogia y nos podemos a trabajar", ha defendido.

Cospedal ha reconocido que también es necesario un reequilibrio hídrico dentro de Castilla-La Mancha y en este sentido están orientadas las infraestructuras previstas en los Presupuestos Generales del Estado, que prevén obras hidráulicas para derivar agua del Tajo al cauce del Guadiana, entre otras.

"Castilla-La Mancha es una comunidad en la que su Gobierno durante 30 años apenas apostó por una planificación hidrológica y obras para aprovechar el agua", ha censurado antes de poner como ejemplo que, de cada cuatro litros de agua que pasan por la comunidad, uno se pierde. "Cuando alguien se posiciona totalmente en contra de los trasvases también tiene que pensar que sin ellos no llegaría agua del Tajo a Toledo o del Guadiana a Ciudad Real", ha sostenido.

Plan de pagos

Durante su reunión con Rajoy, Cospedal también ha tenido oportunidad de agradecerle el plan de pago a proveedores puesto en marcha por el Gobierno, para el que Castilla-La Mancha ha presentado facturas por valor de 2,510 millones de euros pendientes desde el año 2008.

En este contexto, ha mostrado el compromiso de la comunidad con los planes de austeridad y ajuste de las cuentas públicas, así como con el cumplimiento del déficit previsto para las comunidades autónomas.

Consulta aquí más noticias de Toledo.