La Consejera de Educación y Universidades del Principado de Asturias, Ana Isabel Álvarez, ha defendido este lunes en Madrid que el Gobierno del Principado apuesta por que las medidas de austeridad se orienten a mejorar la eficiencia de un sistema educativo de calidad y no solamente a ahorrar gastos.

Álvarez ha realizado estas manifestaciones durante la sesión extraordinaria de la Conferencia de Educación en la que el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha informado a los consejeros de las comunidades autónomas sobre las medidas previstas en el Plan Nacional de Reformas para el ámbito educativo.

Durante el encuentro, y tras conocer los planteamientos del Ministerio, la Consejera asturiana ha destacado la preocupación del Gobierno del Principado por la convocatoria de esta reunión que "no ha sido convocada para consensuar y adoptar medidas concretas que redunden en la mejora del sistema educativo español sino únicamente para anunciar actuaciones que limitarán sustancialmente la disponibilidad de recursos".

En este sentido, Ana Isabel Álvarez ha destacado la paradoja que supone que en el programa de educación del Partido Popular se señale "acertadamente" que "la mejora de la educación en España es una cuestión que exige políticas bien diseñadas" y al mismo tiempo se convoque de urgencia a las comunidades autónomas "para comunicar la aplicación inmediata de unas medidas que han sido improvisadas en un corto período de tiempo".

"Debemos buscar métodos para ser más austeros, pero con una planificación seria y rigurosa previa a la adopción de medidas que, como dirían los ingleses, puede que consigan el objetivo -el ahorro- pero seguro que yerran el blanco -la calidad y la eficiencia de la educación. En consecuencia, lamentamos que las medidas no sean debatidas con tiempo y con una clara orientación a la mejora del sistema y sus resultados", ha señalado Álvarez.

Compromiso con la educación pública de calidad

Durante su turno de intervención, la Consejera ha reiterado al Ministro el compromiso del Gobierno del Principado de Asturias con la educación pública de calidad y su coincidencia con el partido que sustenta al Gobierno de la Nación de que, sin duda, hay aspectos que pueden y deben ser reformados en pro de la eficiencia del sistema educativo español y el mejor y adecuado aprovechamiento de los recursos humanos y materiales disponibles.

El ejecutivo asturiano es partidaro de un aumento de ratio máxima profesor/alumno, así como la consideración de los factores relacionados con la dispersión geográfica de la población que puedan condicionarla.

En cuanto a las dificultades para la inmediata aplicación de esta medida, la Consejera asturiana ha señalado que su departamento ya ha realizado la planificación del próximo curso escolar con las ratios actuales y podrían darse, además, un problema de adecuación de los espacios en algunos centros educativos que cuentan con aulas de dimensiones proporcionadas a las ratios actuales.

Impulso a la educación infantil de 0 A 3 AÑOS

El Gobierno del Principado quiere resaltar que, a pesar de los difíciles momentos actuales, la Educación sigue siendo una de sus prioridades y trabaja para llevar la Educación asturiana a las más altas cotas de calidad, excelencia y equidad.

En este sentido, la Consejería de Educación y Universidades muestra su preocupación por la renuncia del Gobierno central a algunas de las líneas básicas del programa electoral con el que concurrieron a las elecciones generales como es el impulso a la Educación Infantil de 0 a 3 años, una medida de escolarización temprana que el Principado considera esencial ya que contribuye significativamente al posterior éxito escolar.

Asimismo, el Ejecutivo asturiano considera fundamental la mejora de todo el sistema de Formación Profesional y la implantación de la FP Dual, modalidad que será un revulsivo para atraer alumnado a estas enseñanzas, mejorando así la empleabilidad de los jóvenes y contribuyendo, en todo caso, a reducir el abandono escolar prematuro.

De igual modo, el Ejecutivo asturiano entiende que los programas de bilingüismo, por los que el Gobierno del Principado ha apostado desde el principio, pueden alcanzar un rendimiento óptimo siempre que la anunciada racionalización del gasto no afecte a la necesaria financiación de la formación del profesorado y a la presencia en los centros de la figura del auxiliar lingüístico.

Consulta aquí más noticias de Asturias.