Los distritos de interés comunitario, nuevas agrupaciones supramunicipales que se crearán en Castilla y León con el nuevo modelo de ordenación del territorio, asumirán las nuevas inversiones para la adquisición de camiones de basura y contenedores; la construcción de complejos deportivos, centros cívicos y bibliotecas en municipios de menos de 5.000 habitantes, así como la puesta en marcha de oficinas de turismo mancomunadas y equipamientos de promoción turística.

Los distritos tendrán competencias también en la puesta en marcha de nuevas ferias comerciales y la promoción, organización y celebración de las mismas en entidades de menos de 5.000 habitantes, así como en el censo de perros y otros animales de compañía, registro de perros agresivos y recogida y destrucción de animales muertos.

Además, se encargarán de las obras y reparaciones posteriores, el gasto corriente y la gestión administrativa en su caso de las nuevas infraestructuras y servicios. Como punto primordial, se estudiará la fórmula para que presten un transporte de viajeros específico y adecuado en el ámbito del distrito —denominado 'en espiral'— para hacer así accesibles los servicios asignados.

Así lo ha propuesto el grupo de trabajo de la Mesa de Ordenación del Territorio que se encarga de diseñar la carta de competencias que desarrollarán los distritos rurales y los municipios menores de 20.000 habitantes, reunido en Segovia.

En la jornada de este lunes se ha avanzado en la definición de diez materias y 54 competencias que afectan especialmente a servicios públicos sectoriales, según ha expuesto el director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, acompañado por los presidentes de las diputaciones de Valladolid y Segovia, Jesús Julio Carnero y Francisco Vázquez, respectivamente, y el delegado de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar.

Para los municipios se han propuesto las primeras inversiones en infraestructura ligadas a mercados de abastos y salas de exposiciones en municipios de más de 5.000 habitantes; recintos ganaderos municipales, teatros, museos, plazas de toros, aparcamientos públicos y establecimientos turísticos complementarios de golf, esquí o balnearios en entidades de más de 1.000, así como ultramarinos, centros multiusos y teleclubs en municipios de menos de 1.000 habitantes.

Para todos los niveles municipales se ha planteado la asunción de las competencias vinculadas a micropolígonos industriales; piscinas de verano y frontones; telecentros de acceso a Internet; campings, y albergues turísticos y del Camino Santiago.

Luis Miguel González Gago ha destacado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que se están desmenuzando todas las materias, competencias y servicios del mundo rural "hasta la más mínima función" para atribuirla al ámbito de administración que se considere más oportuno, por lo que ha incidido en la importancia la participación de todos los miembros del grupo de trabajo, en el que han estado representados los partidos políticos mayoritarios de la Región (PP, PSOE e IU), la Federación Regional de Municipios y Provincias, los sindicatos UGT y CC.OO, las diputaciones de Valladolid y Segovia, Cecale y las organizaciones agrarias.

Próxima reunión en ávila

El director de Ordenación del Territorio ha adelantado que el próximo grupo se reunirá en Ávila en el plazo de un mes y que se analizarán otros seis bloques con otras 35 competencias concretas en materias como urbanismo, educación, sanidad o servicios sociales.

El compromiso, según ha recordado González Gago, es convocar una cuarta reunión para analizar en bloque el trabajo efectuado y elaborar una propuesta sobre el conjunto de competencias que será elevada a la Mesa de Ordenación del Territorio, que deberá ratificar o modular en su caso aquello que ha encomendado al equipo de trabajo. En este sentido, ha emplazado a junio para que la Mesa conozca el contenido de la propuesta formal.

El director general ha precisado que la fórmula de asociación de municipios está basado en la autonomía local, de modo que cada uno se puede asociar "con quien quiera y como quiera", y que la mancomunidad que quiera pervivir podrá hacerlo. No obstante, ha señalado que sólo cabrá pertenecer a una de las dos estructuras y que los ayuntamientos deberán optar por permanecer en su mancomunidad o delegar la competencia en el distrito.

El responsable de Ordenación ha incidido en que el Gobierno regional está impulsando la nueva configuración con el deseo es que estas nuevas agrupaciones sean ambiciosas en el ámbito competencial, la población a la que abarca y los municipios.

El primer encuentro sectorial del grupo de trabajo tuvo lugar el pasado mes de marzo en Zamora y sirvió para distribuir servicios de diez materias y definir 48 competencias concretas. Se acordó que todos los ayuntamientos, independientemente de su tamaño, conservarán un núcleo de competencias de servicios mínimos que seguirán prestando cuando se integren en los distritos. Uno de los principios básicos es el de 'una entidad, una competencia', por lo que cada servicio sólo podrá ser asumido o bien por el municipio o por el distrito.

Consulta aquí más noticias de Segovia.