El índice de siniestralidad laboral se situó en 3,9 accidentes por cada 1.000 trabajadores CCOO ve "decepcionante" la campaña de prevención de riesgos y critica la "amnistía a los empresarios que no cumplan con la ley laboral"

La comunidad balear registró durante el pasado año un total de 15.044 accidentes laborales de los cuales tres fueron graves y seis mortales, según datos presentados este lunes por el Govern. No obstante, CCOO ha puntualizado posteriormente que en realidad hubo diez accidentes con consecuencias mortales al haberse producido cuatro accidentes más 'in itinere'.

La directora general de Trabajo y Seguridad Laboral, Joana Maria Camps, ha considerado que los datos de siniestralidad sitúan a las islas en una "muy buena posición", aunque ha admitido que los accidentes leves -14.967 en 2011- se han "disparado". Además, ha señalado que el índice de siniestralidad en el 2011 en las islas fue de 3,983 por cada 1.000 trabajadores, lo que supone un descenso respecto al 2007, cuando fue de 6,499.

No obstante, pese a que ha bajado la siniestralidad laboral en Baleares, ésta continúa siendo una "lacra" en la comunidad, lo que según el vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, tiene "un importante coste económico, personal y social".

Por este motivo, el Govern ha presentado este lunes la campaña de prevención de riesgos laborales, que contempla como una de sus medidas la tutorización durante un año a las empresas que lo deseen. De esta forma, técnicos de la Dirección General les realizarán recomendaciones personalizadas para reducir la siniestralidad y las empresas que se sometan a éstas podrán utilizarlas como atenuante en las sanciones presentes o futuras que se les puedan imponer en materia de riesgos laborales.

La campaña de prevención prevé actuaciones en diferentes ámbitos como formación, control, divulgación, colaboración y sensibilización. Así, Camps ha avanzado que se implantarán diferentes programas didácticos desde Primaria hasta la universidad, se formará a los responsables de las microempresas para que implanten sus propios planes de prevención o se realizará un seguimiento de las empresas que presenten un elevado índice de siniestralidad.

Además, se convocará a reuniones parciales a las empresas que presenten una mayor siniestralidad para ayudarlas a realizar y ejecutar un plan de actuación concreto y habrá un contacto constante con las empresas para conseguir su colaboración y que sean más eficaces en la lucha contra la accidentalidad.

La directora general ha explicado que también se dividirá a los técnicos para hacer campañas a los distintos sectores y que se colaborará con otras Consellerias y agentes sociales y patronales para conseguir este "cambio de mentalidad".

En este sentido, ha apuntado que se desarrollará una campaña de sensibilización mediante un anuncio en prensa, televisión y redes sociales con el que buscan "dar conciencia de la repercusión de los accidentes" y en lo que éstos representan para la familia de los trabajadores.

Críticas por parte de los sindicatos

No obstante, CCOO ha considerado "decepcionante" la presentación de este lunes puesto que en la elaboración de esta campaña "no han contado con nadie". Además, ha criticado que el Govern practique una "amnistía a los empresarios que no cumplan con la ley laboral". "Primero se accidenta al trabajador y luego al empresario se le reduce la sanción o, incluso, se le anula", ha censurado.

Por otro lado, ha lamentado que en la presentación no se haya hecho ninguna referencia a las enfermedades profesionales "cuando todos sabemos que es uno de los problemas graves que tenemos", ha manifestado el responsable Medio Ambiente y formación sindical de CCOO, Ernest Surià.