Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 30 años por presuntamente amenazar de muerte y agredir a un agente de la policía catalana fuera de servicio cuando se encontraban jugando un partido de fútbol en Girona.

Según ha informado la policía catalana, los hechos ocurrieron este domingo en un partido en el barrio de Vilarroja, y cuando se estaba jugando la segunda parte, uno de los jugadores del equipo local reconoció a uno del equipo visitante como mosso.

El futbolista, mientras el juego estaba parado, se acercó por la espalda al agente fuera de servicio y mientras lo amenazaba de muerte, le propinó un puñetazo en la cabeza.

El árbitro, que vio la acción, lo expulsó, lo que originó graves altercados entre jugadores y el público asistente al partido, y el agresor, fuera del campo continuó amenazando al agente, que fue atendido por las lesiones sufridas.

Los agentes de la comisaría de Girona, alertados por los altercados, se dirigieron al campo y montaron un cordón de seguridad alrededor del vestuario del equipo visitante y del árbitro.

Los agentes identificaron a Juan M.C., de 30 años y vecino de Quart, como presunto autor de la agresión, pero no lo localizaron; horas más tarde, se presentó junto a su abogado en las dependencias de los mossos, donde quedó detenido por atentado a agentes de la autoridad y una falta de lesiones.

El detenido, con antecedentes, ha pasado la mañana de este lunes a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Girona.