Piqué dice que el franquismo "no era un régimen fascista"

El presidente del PP de Catalunya, Josep Piqué, afirmó el miércoles que el régimen franquista español "no era un régimen fascista" y aseguró que en el inicio de la Guerra Civil "las responsabilidades son compartidas" entre ambos bandos.
Josep Piqué. (Archivo)
Josep Piqué. (Archivo)
Archivo
"No creo que se pueda hacer una alabanza a un periodo histórico --el de la II República-- que al final desembocó en una Guerra Civil", apuntó.
El régimen franquista fue un autoritarismo de derechas que no me atrevería a calificar de fascista

En una entrevista a TV3, Piqué defendió la postura del PP en el Parlamento Europeo, que no se sumó a la condena del franquismo, y aseguró no compartir "la visión idílica" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "tiene de la II República" un "periodo histórico" que Piqué calificó como "muy lamentable".

"Autoritarismo de derechas"

Piqué optó por calificar el régimen franquista que se opuso al bando republicano como "un autoritarismo de derechas que --dijo-- no me atrevería a calificar de fascista".

"El régimen franquista no era un régimen fascista en el sentido historicista del término, aunque en sus inicios mucho de los ritos" lo pareciesen, añadió.

Defensa de Mayor Oreja

El líder del PP catalán justificó la intervención del representante de su grupo en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, que se centró ayer en defender el espíritu de la transición, alegando que "Zapatero, desde su mentalidad, conecta mucho más con lo que él entiende que es la legitimidad democrática de la II República que con lo que se deriva de la transición y del espíritu de la concordia".

"Y así rompe con la tradición de los anteriores gobiernos socialistas", añadió.

La II República tuvo unos planteamientos desde sus inicios profundamente sectarios

En contra de esta "visión" de Zapatero, Piqué consideró que la II República "tuvo, pese a lo que se diga, unos planteamientos desde sus inicios profundamente sectarios", en la que se elaboró "una Constitución sólo de los republicanos sin tener en cuenta buena parte del conjunto de la población española".

"No creo que se pueda hacer una alabanza de un periodo que al final desembocó en una Guerra Civil y aquí las responsabilidades son compartidas, porque antidemócratas había en los dos bandos", afirmó Piqué, señalando que en el bando republicano "había formaciones claramente alineadas con el estalinismo, que no es un régimen precisamente democrático".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento