La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha decidido ampliar hasta el 30 de abril el plazo para realizar prácticas tradicionales de cultivo en tierras de barbecho y de retirada en las comarcas de Rioja Baja, Sierra Rioja Baja, Rioja Media y Sierra Rioja Media.

Esta medida excepcional se ha tomado como consecuencia de la prolongada sequía que está padeciendo La Rioja en estos últimos meses, especialmente en las comarcas más orientales, y que ha impedido a los agricultores realizar adecuadamente el laboreo en toda su explotación antes del 1 de abril, como exigen las normas de condicionalidad.

Al no contar el terreno con la humedad suficiente para poder llevar a cabo las labores mecánicas necesarias para evitar la proliferación de malas hierbas, roedores y otro tipo de plagas, la Consejería ha decidido retrasar un mes en estas comarcas la prohibición de labrar la tierra de barbecho en el periodo comprendido tradicionalmente entre el 1 de abril y el 30 de junio.

Este periodo es el que establece la norma exigible para evitar la erosión de las tierras agrarias dentro de las buenas condiciones agrarias y medioambientales de la condicionalidad.

La resolución se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de La Rioja y su aplicación tiene efectos retroactivos desde el 1 de abril.

De este modo, el periodo de prohibición de prácticas tradicionales de cultivo en tierras de barbecho se establece en Rioja Alta y Sierra Rioja Alta del 1 de abril al 30 de junio; mientras que en Rioja Baja, Sierra Rioja Baja, Rioja Media y Sierra Rioja Media será del 1 de mayo al 30 de junio.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.