Las cajas rurales de Segovia, Burgos, Fuentepelayo (Segovia) y Castelldans (Lérida) estudian la integración de otras entidades españolas en su nuevo proyecto, que empezará a funcionar en junio, según ha avanzado este lunes el director general de Caja Rural de Segovia, José María Chaparro.

El responsable de la entidad segoviana, que ha participado en la presentación del II Congreso Empresa+Finanzas que acogerá la ciudad del 19 al 27 de abril, ha subrayado que en estos momentos de complejidad creciente las cajas rurales viven una situación "diferente", favorecida por los mejores ratios respecto a otras entidades financieras, pero que siguen padeciendo la "deficiencia" de tamaño.

Chaparro, quien ha reconocido que el devenir económico no ayuda en este sentido, ha asegurado que seguirá habiendo movimientos para ganar volumen e incorporar nuevas cajas al proyecto resultante de la integración de las rurales de Segovia, Burgos, Fuentepelayo y Castelldans, lo que permitirá impulsar sus fundaciones y cubrir el hueco que les corresponde en el plano social.

No obstante, el director general ha incidido en que lo "importante" ahora es tener entidades "bien gestionadas, solventes y líquidas", que nazcan "sanas y eficientes". "Ser grande no garantiza que vayas a navegar", ha señalado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Chaparro ha manifestado que la Caja resultante de la integración, de la que es precursora la rural de Segovia, comenzará a funcionar en junio. La nueva entidad estará presente en ocho provincias de cuatro comunidades autónomas a través de 106 oficinas. RESULTADOS

El director general ha aprovechado por otra parte para destacar el aumento "espectacular" en el número de clientes de Caja Rural de Segovia en el último año, del 15 por ciento. La caja ha superado los 8.300 socios, cuenta con más de 23.000 clientes y trabaja con 1.500 entidades jurídicas.

Chaparro ha recordado que parte de sus beneficios están destinados a actividades sociales y, aunque ha apuntado que la entidad no tiene capacidad suficiente para cubrir el hueco de Caja Segovia tras su integración en Bankia —llegó a alcanzar once millones de presupuesto para estos fines,— ha confiado en poder asumir la responsabilidad que le corresponde.

Consulta aquí más noticias de Segovia.