«Los fines de semana es imposible descansar»

Pedro Jadraque considera que los mayores problemas del Realejo son el «botellón y la inseguridad ciudadana».
Con 8.000 habitantes, «el barrio –afirma– se ha convertido en un foco de atracción de miles de personas sin las infraestructuras necesarias».

¿Cómo definiría la actuación del Ayuntamiento en el barrio?

Supongo que hace lo puede, aunque es demasiado lento. Los técnicos te reciben, pero las soluciones tardan.

¿Cuáles son los principales problemas del Realejo?

La ausencia de un centro de salud, el botellón y la inseguridad. Los fines de semana es imposible descansar, la suciedad nos invade y las calles están tomadas por tres mil jóvenes bebiendo.

Al menos, el tráfico ha disminuido...

No tanto, estamos esperando que el Ayuntamiento instale la prometida cámara de vídeo en San Matías y hay  muchas calles que necesitan una reforma urgente.

¿Qué cree que solucionaría la situación de hastío de los vecinos?

Está claro que hay que dinamizar el barrio con gente joven y eso sólo se consigue con la presencia de la Universidad. No estaría mal que el Ayuntamiento tuviera en cuenta las peticiones para el Día de la Cruz y no conceda licencias para la instalación de barras, somos un barrio tranquilo y queremos seguir siéndolo.

BIO

Pedro lleva al frente de la asociación desde febrero de  2004. Este bancario de 58 años cree que el Realejo necesita gente joven.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento