Marta Fernández Currás
La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás. Ballesteros / EFE

Marta Fernández Currás, secretaria de Estado de Presupuestos, ha dicho que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no siempre ha acertado en sus previsiones, justo después de que el organismo haya afirmado que España no cumplirá con el objetivo de déficit del 3% hasta 2018.

Tras intervenir ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Fernández Currás ha subrayado que también hay "un montón" de analistas privados que sitúan el decrecimiento de 2012 entre el 1,3 y el 2,3 %, frente al 1,7 % augurado por el Gobierno.

La secretaria de Estado ha destacado que algunos expertos no tienen en cuenta un objetivo "muy importante" como es el plan de pago a proveedores con un crédito sindicado de 35.000 millones de euros para que autonomías y ayuntamientos salden sus deudas. Según Fernández Currás, este plan tendrá un efecto "multiplicador y contundente" de liquidez, que será más trascendental que el ajuste presupuestario de 27.300 millones.

Asimismo, ha asegurado que el Gobierno hará todo lo posible para que se confirmen las previsiones presupuestarias de ingresos y gastos, puestas en duda horas antes en dicha comisión por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

La subida del IVA puede traer ingresos inmediatos aunque también tendría efectos regresivos En torno a ese hecho, ha señalado que es cierto que entre 2007 y 2011 hubo una desviación importante en los gastos corrientes, si bien, ha apuntado, el 70 % se debió a misiones de paz a cargo del Ministerio de Defensa, mientras que otros capítulos fueron financiados por los propios ministerios.

También ha asegurado que el motivo de que Fernández Ordóñez haya defendido una subida del IVA se puede deber a que es un impuesto con el que se obtienen ingresos de forma inmediata, aunque la secretaria de Estado ha indicado que ese incremento tendría elementos regresivos.

Fernández Currás culpa al Gobierno anterior de los duros recortes

Durante su intervención en la comisión, la secretaria de Estado de Presupuestos ha reiterado el panorama "desolador" que se encontró el Gobierno cuando llegó al poder y ha incidido en que la consolidación fiscal no es un fin en sí mismo, sino el medio para conseguir unas condiciones de financiación adecuadas.

Por dejar cosas sin hacer o hacerlas mal en las anteriores legislaturas En su opinión, los presupuestos generales del Estado de 2012 están cargados de realismo, rigor y austeridad ante la situación de excepción "por dejar cosas sin hacer o hacerlas mal en las anteriores legislaturas".  Es más, ha admitido que son unas cuentas muy duras, pero ha advertido de que serán la medicina adecuada para combatir la enfermedad encontrada.

El portavoz del PSOE en la comisión, Joan Rangel, ha criticado el ajuste excesivo de los presupuestos y que olviden el impulso para el cambio productivo.

Josep Sánchez Llibre, de CiU, ha indicado que las cuentas son restrictivas y que faltan aspectos para impulsar el crecimiento y el empleo y ha hecho hincapié en que no cumplen con los compromisos del Estatut de Cataluña. Por parte del grupo Mixto, el portavoz de Nueva Canarias (NC), Pedro Quevedo, se ha quejado por la caída excesiva de la inversión en su región.