El portavoz del Grupo Parlamentario Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak, José Antonio Pastor, será el representante de este grupo en la Ponencia de paz y convivencia que se constituirá en los próximos días, mientras que el secretario general, Óscar Rodríguez, ejercerá de portavoz suplente en la misma.

El Grupo ha respaldado estas designaciones en su reunión ordinaria de este martes, en la que se ha hecho un análisis sobre el proceso que ha llevado a la creación de este nuevo foro que nace con la intención de cerrar definitivamente el ciclo de la violencia terrorista y asentar, sobre bases democráticas, la convivencia en este país.

En este sentido, se ha destacado el "amplísimo" acuerdo parlamentario que encomienda la constitución de la ponencia, porque es precisamente la ampliación de consensos lo que, a juicio del grupo, permitirá al nuevo foro establecer los criterios con que los partidos democráticos pretenden afrontar el nuevo tiempo que se abre tras el fin de la acción terrorista de ETA.

Por ello, y en el compromiso de seguir ensanchando acuerdos, el Grupo considera esencial eludir debates "innecesarios y polémicas estériles", y defiende que el proceso de constitución no dé lugar a nuevas disputas.

En este sentido, el representante socialista propondrá que la ponencia no cuente con ninguna presidencia y que funcione por el mismo mecanismo de consenso con el que viene funcionando la ponencia sobre víctimas de excesos policiales.

El Grupo ha recordado que el nuevo foro supone comenzar un trabajo de largo recorrido, que trascenderá más allá de la presente legislatura, y que su arranque debe servir para asentar los "espacios de confianza entre diferentes que, precisamente, han permitido el amplio acuerdo del 30 de marzo".

Junto a esta cuestión, el Grupo Socialistas Vascos ha realizado un análisis de los distintos asuntos que centran la actividad parlamentaria, con especial preocupación por las distintas iniciativas que está adoptando el Gobierno de España en materia económica y social.

Los socialistas vascos han considerado necesario que el Parlamento vasco dé respuesta a dichas medidas en defensa del modelo de gestión que desarrolla el Gobierno de Euskadi, en defensa del marco competencial "que permite hacer una política diferente y, sobre todo, en defensa de los intereses y derechos de los vascos".

Consulta aquí más noticias de Álava.