La comisión de Economía y Hacienda del Parlamento de Navarra ha rechazado una moción para que la Cámara navarra reprobase "la actuación de los responsables políticos del Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona en el proceso de fusión y bancarización de Caja Navarra por el abandono absoluto de sus principios fundacionales".

La iniciativa, presentada por Bildu, ha contado con los votos a favor de NaBai e Izquierda-Ezkerra, con los votos en contra de UPN y PSN, y con la abstención del PPN.

En la defensa de la moción, el parlamentario de Bildu Maiorga Ramirez ha criticado que "fruto de decisiones políticas de responsables políticos", Navarra "no tiene una caja aforada", sino "un 1 por ciento de una entidad" cuyas decisiones "están muy alejadas de aquí, en Barcelona, y sólo se rigen por la búsqueda de beneficios".

Ramirez, que ha censurado que "los principios fundacionales de la Caja quedan absolutamente sin sentido", ha destacado que "hace dos años" Navarra contaba con "una entidad con un patrimonio de 1.200 millones de euros" y "ahora tenemos un patrimonio de 150 millones de euros". "Hay responsables políticos en todo esto y es labor de este Parlamento investigar quiénes han sido los responsables políticos y técnicos de este absoluto despropósito", ha defendido.

En su intervención en contra de la moción, el parlamentario de UPN Carlos García Adanero ha defendido que "Caja Navarra sigue siendo una Caja aforada, sigue existiendo, y va a seguir operando en la Comunidad foral". Además, ha defendido que "se mantiene la obra social", aunque sea "menor", y ha insistido en que "hace dos años desaparecieron todos los cargos publico-políticos de los órganos de Gobierno de Caja Navarra".

Por su parte, el parlamentario del PSN Juan José Lizarbe ha afirmado que no le parece "correcto" reprobar la actuación de los responsables políticos. "Si no se contextualiza dentro de los avatares económicos, estaremos criticando con facilidad", ha opinado. Aunque ha indicado que "es probable" que le hubiera gustado que Caja Navarra "hubiera seguido siendo Caja Navarra", ha mostrado sus dudas a causa del momento económico actual.

La parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha expuesto que "las cosas se podían haber hecho mucho mejor" en Caja Navarra, "sin un halo de opacidad". En todo caso, ha abogado por "no hacer leña del árbol caído" y ha precisado que el PPN "trabajará para que se mantenga la mayor vinculación posible con Navarra, para defender el mayor nivel de obra social, y por el mantenimiento del mayor número de trabajadores de Caja Navarra".

"una gestión nefasta"

En el turno a favor de la moción, el parlamentario de NaBai Juan Carlos Longas, ha criticado que "el valor" de Caja Navarra "se ha ido deshaciendo entre una operación y otra, consecuencia de una gestión errática y nefasta". Asimismo, ha opinado que "se vende que la estrategia seguida era la única posible", cuando "no es verdad". Longás también se ha referido a la obra social que, a su juicio, queda "degradada" y "se retrotrae a niveles de 2002".

Por su parte, el parlamentario de Izquierda-Ezkerra José Miguel Nuin se ha preguntado "cómo se ha llegado a esta situación en la que Caja Navarra desaparece" y ha destacado que "desde que se produjo la venta, los gestores de Banca Cívica y Caja Navarra no han dicho una palabra". Además, ha criticado que en la "privatización" de Caja Navarra "hay un abandono de los principios fundacionales", por lo que "cabe un rechazo a esta gestión política".

Consulta aquí más noticias de Navarra.