El consejero de Cultura y Deporte, Emilio Marcos Vallaure, ha señalado este martes que tanto los gestores de la Fundación Niemeyer como la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, defienden "contra viento y marea" una institución que "se hundirá irremediablemente".

A través de un comunicado, el portavoz del Gobierno autonómico ha asegurado que "parecen interpretar la partitura de la orquesta del Titanic" y ha reprochado que su director/gerente, Natalio Grueso, ya haya tomado "el primer bote salvavidas después de aplicarse un ERE a sí mismo".

En este sentido, le culpa de aplazar la reunión del Patronato por la opacidad de sus cuentas "puesta ahora de manifiesto por la Sindicatura de Cuentas", por "la inactividad de su programación", por "las operaciones políticas de privatización", por "la patrimonialización del nombre de un complejo cultural que pertenece a todos los asturianos o por las numerosas deudas económicas contraídas con los proveedores de la entidad".

Del mismo modo, insiste en que "el propósito del Gobierno del Principado de Asturias es conocer el uso dado a los fondos públicos invertidos en la construcción de la sede del Centro Niemeyer y en la financiación de sus actividades a lo largo de estos últimos años, con el fin de trasladar a los ciudadanos de Asturias todos los extremos que atañen al empleo de esos fondos".

Fracaso sin paliativos

Junto a ello, el titular de Cultura considera que "los intentos de los gestores de la Fundación de judicializar las acciones del Gobierno del Principado, encaminadas siempre hacia la búsqueda de transparencia y control del gasto de la institución, han supuesto un fracaso sin paliativos".

"Lamentamos que la alcaldesa de Avilés, de la que nos consta su voluntad de diálogo y su defensa de la ciudad de Avilés, haya sucumbido ante los cantos de sirena de una línea de programación que pretendía proyectar una imagen de Avilés basada exclusivamente en operaciones de marketing en las que las ideas se sustituyeron por imágenes de repercusión mediática inmediata que poco tienen que ver con manifestaciones culturales de calidad; la alcaldesa, en definitiva, prefirió la opción de una cultura espectáculo que rinde réditos de acuerdo a la personalidad contratada para los eventos", reprocha.

Casi en último término, asegura que "a pesar de los intentos de desprestigiar las actividades programadas por la Consejería de Cultura y Deporte en estos últimos meses, el Centro Cultural Internacional Avilés está muy vivo y mantiene una programación estable y atenta a todas las manifestaciones de la cultura contemporánea, cumpliendo su función institucional al servicio de la ciudad de Avilés y de toda Asturias, sustentándose siempre en criterios de gestión eficaz y transparente".

Por último, la Consejería de Cultura y Deporte agradece "la inestimable colaboración que está prestando la Autoridad Portuaria de Avilés, tanto en la extraordinaria mejora del entorno del centro diseñado por Oscar Niemeyer como en el patrocinio de actividades programadas en el complejo cultural" y hace un llamamiento para que el Ayuntamiento de Avilés se sume a esa línea de cooperación y la alcaldesa "haga las gestiones oportunas para que el Centro Cultural Internacional Avilés recupere el nombre de Centro Niemeyer".

Consulta aquí más noticias de Asturias.