La Ordenanza para la Garantía de la Convivencia Ciudadana y la Protección del Espacio Urbano en la Ciudad de Málaga ha registrado, un año y cuatro meses después de su entrada en vigor, un total de 14.211 infracciones, de las que casi 4.000 —3.898— corresponden a los cuatro primeros meses de 2012. En su mayoría es por consumir bebidas alcohólicas en espacios públicos no autorizados, con 4.265, —1.341 este año—.

Así lo han expuesto los concejales de Seguridad Ciudadana y Derechos Sociales, Julio Andrade y Francisco Pomares, respectivamente, en un balance realizado este martes. La ordenanza consta de 54 artículos y persigue la regulación de las actitudes incívicas de los ciudadanos.

Las sanciones más comunes son, en segundo lugar, por haber realizado la actividad de aparcamiento —aparcacoches— sin autorización en un espacio público, que suman un total de 2.409 —866 en 2012—; y, en tercer lugar, por persistir tanto en ofrecer como en solicitar prácticas o servicios sexuales en la vía pública, con 1.693 infracciones —367 se han detectado este año—.

En cuarto lugar aparece la permanencia y concentración de personas consumiendo bebidas en zonas no autorizadas, con 1.542 infracciones —436 en el año 2012—, seguida de la acción de colocar carteles, pancartas o cualquier publicidad en lugares no habilitados al efecto o en el mobiliario urbano, con 1.538 —228 corresponden a este año—.

Posteriormente, con 940 infracciones —250 en 2012— se encuentra el hacer necesidades fisiológicas en la vía pública; con 579 —44 en 2012—, ofrecer géneros o productos de manera persistente o intimidatoria sin ser demandados y con 494 infracciones —94 en 2012— arrojar o abandonar residuos como pipas, chicles o envases en la vía pública.

En noveno lugar se sitúa no recoger deyecciones de animales o permitir que defequen en aceras o espacios de tránsito, que supone 399 infracciones —185 en 2012—, mientras que por persistir en impedir u obstaculizar el libre tránsito por espacios públicos con conductas coactivas o de acoso se han generado 215 infracciones, de las que 37 han sido este año.

Conductas menos numerosas

De otro lado, las conductas incívicas menos numerosas han sido dañar las plantas o las instalaciones complementarias de parques y jardines con 91 infracciones —17 en 2012—; encender hogueras y el acopio de materiales precio en la vía pública con 58 —10 en 2012—; realizar grafitos, pintadas o inscripciones con 52 —13 en 2012—; persistir en explosionar artículos pirotécnicos en la vía pública sin autorización con 37 —siete en 2012—, y persistir en introducirse en fuentes y estanques sin autorización con nueve —tres en 2012—.

El texto ofrece a los infractores menores de 29 años la posibilidad de conmutar las sanciones económicas por programas de formación y trabajo en beneficio de la comunidad, tarea de la que se encarga el Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento.

En total se han acogido 432 jóvenes desde enero del pasado año, de los que solamente han reincidido tres, lo que, como han destacado, refrenda la efectividad de esta medida en reeducación de los jóvenes.

Los programas de formación consisten en charlas formativas que se imparten desde el Área de Derechos Sociales, directamente relacionadas con la infracción cometida; y en cuanto a los trabajos en beneficio de la comunidad, los jóvenes han trabajado fundamentalmente en las tareas diarias que se realizan en el Centro Municipal de Acogida, junto con los profesionales municipales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.