La portavoz de política lingüística del PSPV en las Corts, Vicenta Crespo, ha lamentado la actitud de "irresponsabilidad y falta de respeto" que la consellera de Educación, María José Catalá, y el secretario autonómico, Rafael Carbonell, han dejado patente, una vez más, al no haber asistido a la Comisión de Política Lingüística que ha tenido lugar este martes. La dirigente socialista considera que esta ausencia es un "desprecio a los valencianos".

Crespo, en un comunicado, ha afirmado que la consellera "ha vuelto a optar por esconderse y no dar la cara, faltando al respeto a la lengua cooficial" de la Comunitat. Se trata de una actitud que "ya no extraña a nadie, más si recordamos que tuvo que pedir perdón en un acto público por utilizar el valenciano", ha apostillado.

De esta manera, Crespo ha apuntado que "cuando una persona se avergüenza públicamente de su identidad no puede extrañarnos que prive a las familias de su derecho a escoger libremente el centro educativo con el programa lingüístico que considere conveniente para la educación de sus hijos", puesto que en la Comisión de este martes estaba previsto tratar la denegación de la autorización de apertura de la línea en valenciano de diversos centros educativos de Castellón, Valencia y l'Horta.

"Las poblaciones que piden el cambio de línea tienen un número suficiente de valenciano-parlantes para que primen las líneas Programa d'Ensenyament en Valencià (PEV) y Programa de Inmersión Lingüística (PIL), pero la consellera pretende imponer su criterio y voluntad sin respetar ni a las familias, ni la legislación vigente, que contempla claramente que cuando un niño finaliza su escolarización debe estar capacitado en las dos lenguas oficiales, más otra extranjera. Por eso, denegar líneas educativas es, una vez más, discriminar la lengua de todos los valencianos", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.