El Sindicato Médico Andaluz (SMA) ha advertido de que este mismo lunes han conocido "mediante un fax enviado a las secretarias de las jefaturas de servicio" los "recortes de guardias" del personal en formación MIR del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba "a partir del próximo 1 de mayo".

Este sindicato, que ha acusado a la Junta de Andalucía de "traspasar sus propias líneas rojas" con estos recortes, ha explicado que los mismos afectan "fundamentalmente" a los médicos internos residentes de las distintas especialidades, "que verán como su formación se ve severamente comprometida con la ostensible reducción de guardias que han sufrido".

Al hilo de ello, este sindicato ha reprochado que "muchos MIR de especialidades quirúrgicas", donde adquieren la mayor parte de sus habilidades como cirujanos que serán en un futuro, "son precisamente en las guardias".

En concreto, el SMA ha detallado que los MIR han pasado de siete guardias a un máximo de cuatro, "con excepción de aquellas especialidades a las que, curiosamente, pertenecen los altos cargos del hospital, como cirugía cardiovascular, que no ha sufrido ningún recorte", ha resaltado en una nota .

Frente a esta especialidad, ha expuesto otras como Cirugía Torácica, Cirugía Pediátrica, Oftalmología, Cirugía Plástica, Otorrinolaringología, Cirugía Maxilofacial, Urología, Nefrología o Neurocirugía, "que sólo tendrán residentes de presencia física durante 16 días al mes".

"El resto de los 14 días del mes solo habrá de cada una de las especialidades un adjunto localizado en su casa. En otros servicios reducen a la mitad el número de residentes que ya de por sí ya no daban abasto con la presión asistencial", prosiguen en su denuncia desde el SMA.

Agregan que son "múltiples" los ejemplos que se podrían poner de situaciones cotidianas en el hospital donde la presencia física de un residente "supone solucionar la primera llamada de una urgencia vital dando tiempo a que el especialista, localizado, pueda llegar para una resolución definitiva si es el caso".

La propuesta actual, por contra, "deja sin residente estos avisos urgentes y con un especialista localizado cuya inevitable demora puede llegar a ser crítica".

Además, han reprochado que dicha propuesta "pone en jaque las carteras de servicios de las distintas especialidades, ya que este recorte supone una sobrecarga asistencial enorme al ser pacientes que quedan sin resolver durante la guardia y que se derivarán a consultas externas o quedarán esperando largas horas en urgencias para ser vistos".

Continúan que los adjuntos localizados solo acudirán al hospital para resolver patología de urgencia vital para el paciente, por lo que estos "verán empeorar su asistencia tanto en las plantas de hospitalización como en las urgencias con el consiguiente incremento de las listas de espera".

Del mismo modo, han criticado que la "mayoría" de los MIR verán además "como su salario se ve reducido un 40 por ciento en muchos casos". Por ello, han tildado la medida de "puramente economicista", lo que, a su vez, está provocando "una importante falta de motivación de los especialistas en formación".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.