El Grupo Parlamentario Popular ha reiterado este martes que no desea implantar el copago sanitario en las islas, si bien ha añadido que es "una medida más disuasoria que recaudatoria" y ha advertido de que el actual sistema sanitario es "insostenible" por lo que resulta "inevitable" encontrar "nuevas vías para incrementar los ingresos".

"No queremos copago, puede ser que el Gobierno central lo esté estudiando, o que no, pero nuestra postura siempre ha sido contraria", ha manifestado durante el pleno de la Cámara, la diputada 'popular' Catalina Palau, quien, no obstante, ha añadido que con el copago se pueden también aplicar fórmulas para "eximir a los más desfavorecidos".

Palau se ha referido así en la sesión plenaria durante un debate de una moción del PSIB en materia sanitaria, de la que únicamente se ha aprobado un punto -por unanimidad- mediante el cual se instaba al Govern a mantener la calidad asistencial sanitaria que reciben los ciudadanos de Baleares.

De esta forma, el PP ha votado en contra del resto de puntos, entre los cuales los socialistas reclamaban la retirada de la nueva tarjeta sanitaria, el restablecimiento de la estructura de la Gerencia de Atención Primaria o la constitución de una mesa por la sostenibilidad del sistema sanitario público, entre otras peticiones.