El secretario del comité de empresa de la planta de Sniace en Torrelavega, Antonio Portilla (UGT), ha reconocido este martes que las negociaciones con la empresa acerca del convenio colectivo están "estancadas" y tiene como principal "problema" la subida salarial.

En declaraciones a Europa Press, Portilla ha señalado que la negociación está "verdísima" pues, según ha argumentado, tras 6 ó 7 reuniones mantenidas desde febrero para abordar este asunto, "encima de la mesa hay 0".

Si la propuesta inicial del comité pide un subida salarial del 4 por ciento, la de la empresa está cercana al 0%. "Va a ser que no", ha aseverado el secretario del comité, quien ha señalado que, en anteriores convenios y a estas alturas de la negociación, ambas partes, sindicatos y empresa, ya se habían "meneado" de sus posiciones iniciales y había habido un "acercamiento".

Sin embargo, ha asegurado que, en esta ocasión, la empresa está "inamovible" y, ante esta actitud, el comité está también "en la misma tónica" con lo que se ha llegado a un "bloqueo" en las negociaciones, que se mantiene tras la última reunión mantenida el pasado jueves.

Ante algunas informaciones publicadas en algunos medios de comunicación que apuntarían a que la dificultad para alcanzar un acuerdo radica en la duración del convenio, ha insistido en que el "problema" está en sus distintas posturas respecto a la subida salarial.

La próxima reunión entre empresa y comité para continuar con las negociaciones sobre este convenio colectivo está prevista para el próximo 25 de abril, a partir de las 11.00 horas.

Portilla ha explicado que, en anteriores negociaciones, empresa y comité ya tenían su convenio firmado en junio, si bien ha reconocido que, en esta ocasión, "le da la ligera impresión" de que hay "dificultades especiales" por lo que desconoce cuando se podrá alcanzar un acuerdo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.